Derecha e izquierda

Derecha e izquierda

Acaba de publicarse en Francia por las Editions Perrin el libro Política económica de derecha, política económica de izquierda preparado por el Círculo de Economistas galos. El texto es una obra colectiva que busca estimular un debate de tipo ideológico sobre el manejo de los asuntos económicos. Su aparición coincide con el lanzamiento de la campaña presidencial en Francia y quiere poner de presente que las elecciones son el momento para que el pueblo defina el esquema conceptual que, en materia económica, debe ser aplicado por el próximo gobierno.

16 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El libro es entonces un interesante resumen de las principales diferencias ideológicas entre una política económica de inspiración liberal y una de corte intervencionista. En un mundo donde muchos creen que se han borrado las referencias ideológicas y que las políticas económicas tienen que coincidir, resulta refrescante encontrar esta reivindicación de las diferentes opciones que subsisten y persisten en materia de manejo de la economía.

También es importante señalar que los autores consideran que hay cinco aspectos en los cuales debe existir un consenso, pues la realidad económica es implacable: 1. Mundialización y apertura económica. Ningún país puede oponerse sistemáticamente a una mayor liberalización de los flujos de comercio e inversión. El proteccionismo a ultranza es un esquema inviable. Los enemigos del TLC deberían meditar sobre este aspecto.

2. La rentabilidad del capital es una variable determinante para el sistema económico mundial. Los países compiten por ofrecer opciones económicas para atraer los recursos de capital que son hoy en día flexibles y móviles. Los políticos colombianos contrarios a la inversión extranjera no pueden desconocer este factor.

3. Ortodoxia presupuestal. El desorden fiscal incrementa la deuda y obliga a aumentar la presión fiscal. Dado que los empresarios pueden hoy escoger dónde desarrollar sus negocios, la competencia tributaria obliga a mantener unas sanas finanzas públicas. El Ministerio de Hacienda no debe perder de vista que muchos otros países tienen mejores cifras que las nuestras en este campo.

4. La lucha contra la inflación es siempre prioritaria. Las políticas de estímulo al crecimiento por medio de expansión monetaria son suicidas. Ojo con los analistas económicos que nos dicen que hay margen para una mayor liquidez.

5. El envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida en el planeta debe producir cambios importantes en el manejo de las políticas de pensiones y de los criterios de vida activa. Ya es hora que los sindicatos actualicen su discurso y entiendan que la edad de retiro no puede ser la misma que cuando los colombianos vivían, en promedio, diez años menos.

Más allá de este acuerdo sobre lo fundamental, existen claras diferencias de enfoque entre una política económica de izquierda y una de derecha. El libro nos lleva a plantear interrogantes de fondo: ¿cuáles subsidios son realmente necesarios? ¿Quién debe beneficiarse de ellos? ¿Cuándo debe el Estado restringir la libertad empresarial? ¿Puede haber pleno empleo sin flexibilidad laboral? ¿Cuál debe ser la edad de retiro de un trabajador? ¿Los impuestos y el gasto público son el camino para mejorar la equidad? ¿Cómo crear mecanismos para estimular las ganancias de productividad? Es importante resaltar que no debemos partir del supuesto que las políticas de izquierda sean necesariamente más ‘sociales’ o que los de derecha sean más ‘eficaces’. La política económica tiene que incorporar las características de cada sistema económico y ello incluye las variables culturales, que son específicas a una nación. Cada país debe entonces calibrar sus necesidades específicas y adoptar la combinación de medidas económicas que sea más apropiada para enfrentar los retos específicos. No hay, por lo tanto, recetas únicas ni modelos perfectos. Debemos construir el nuestro.

El debate sobre nuestro modelo de desarrollo ha sido archivado. El DNP ya no es el faro que alumbra el debate económico. Sin ello será imposible definir cuáles deben ser los pilares y prioridades de nuestra política económica para salir de la pobreza. .

Director, Cámara Colombo Americana .

"El DNP ya no es el faro que alumbra el debate económico”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.