Migraciones: la burocracia para los pobres

Migraciones: la burocracia para los pobres

La pobreza amenaza ser el principal factor de los éxodos de finales del siglo XX, asediando a pueblos enteros en todos los rincones del mundo y obligándolos a migrar hacia regiones en desarrollo económico permanente y producción industrial elevada. Por supuesto que la irreversibilidad parece ser el resultado común del comportamiento de la población que ha migrado en las últimas décadas, es decir que si bien la pobreza es un factor que incide en las olas migratorias, todo parece indicar que los inmigrantes han decidido permanecer en los territorios a los que se han desplazado.

16 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Es por ello que las migraciones de estos tiempos son distintas a las anteriores, pues el capital humano ha decidido aportar no solo trabajo sino también desarrollo social y cultural al Estado al que se movilizan.

Ante este fenómeno, las políticas de los Estados de mayor producción industrial se debaten entre inmigración y ciudadanía, o lo que es lo mismo entre la regularización y el rechazo. Y en buena medida los permisos de trabajo y las autorizaciones administrativas para contratar sintetizan gran parte del control migratorio que ejercen los Estados a través de sus administraciones. No obstante, aunque en el caso concreto de la Unión Europea las instancias de decisión política comunitaria insisten en la reducción de trámites y procedimientos administrativos con el fin de conciliar a la Europa de los Estados con la Europa de los ciudadanos, de cara a los flujos migratorios, la realidad social es que la mayoría de los Estados miembros de la Unión han desarrollado en el derecho interno un completo catálogo de trámites burocráticos ante los cuales deben enfrentarse los inmigrantes.

Entonces, las políticas encaminadas a la atención de los flujos migratorios con presupuestos comunitarios y procesos de regularización para los sectores en condición de irregularidad no parecen eficientes ni eficaces si para todo ello se mantiene una estructura administrativa que no en pocos casos impide la integración social.

Por consiguiente, mientras se reducen las condiciones de pobreza para los ciudadanos de las regiones de mayor producción industrial y desarrollo económico, y por lo tanto se unen esfuerzos para la eliminación de trámites y procedimientos burocráticos, en el otro extremo se mantienen los procedimientos administrativos dispendiosos para los inmigrantes generando en consecuencia que por este conducto se mantengan las condiciones de pobreza y marginación social.

Si bien es cierto que la atención a la población inmigrante ha implicado esfuerzos importantes por los Estados con mayor flujo migratorio en la Unión Europea, mientras se mantenga un tratamiento administrativo desigual entre ciudadanos e inmigrantes, el resultado visible será similar al de una muralla burocrática en contra de los pobres.

El proceso histórico multicultural producto de la globalización conlleva un desafío para la administración pública y un choque frente a la cultura política integrista que mediante estructuras complejas obstaculiza la integración social y cultural.

Si se mantienen las barreras administrativas para los inmigrantes, la pobreza será la característica de su permanente condición.

De suerte que las reformas administrativas en los Estados de mayor desarrollo económico, respecto del fenómeno migratorio, han de partir de la base de que se trata de un hecho irreversible y definitivo y, por lo mismo, han de propender por un tratamiento igualitario entre ciudadanos e inmigrantes. Así mismo, el discurso político debe tener unas implicaciones sociales directas sobre la pobreza, puesto que lo que se está discutiendo son argumentos que adquieren el carácter de principios prácticos para el ciudadano, quien necesita justificar sus percepciones y comportamientos ante este proceso de cambio en el que nos encontramos y que tiene su origen en la llegada y permanencia de la inmigración.

"La eliminación de trámites adminis- trativos no es la panacea de la política de ex- tranjería, pero contribuye a disminuir la pobreza y la exclusión socio-cultural”.

Especial PORTAFOLIO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.