La cita es cada fin de mes, para un chocolate caliente

La cita es cada fin de mes, para un chocolate caliente

Son las 7:00 de la noche del último sábado de cada mes. Esta vez la noche es cálida, sin lluvia. Uno a uno aparecen en la plazoleta del Puente del Humilladero, cerca de 80 indigentes provenientes de todos los rincones de Popayán.

14 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El padre Genaro Rojas Chaux y cerca de 40 estudiantes universitarios ya están listos para servirles un chocolate humeante que nunca cae mal a sus estómagos vacíos.

Es la chocolateada que organiza el Comité de Pastoral Universitario, creado hace nueve años en el seno de la Universidad del Cauca. Porque además de recibir técnica, ciencia y deporte, los es tudiantes también toman un sorbo de valores espirituales.

“La religión y la moral son importantes, pero queríamos que los muchachos y muchachas entendieran que la fe se prueba con obras a favor de los necesitados”, explica el sacerdote.

La 'chocolateada' es una de las labores de proyección social del Comité de Pastoral. Durante hora y media el último sábado de cada mes, decenas de personas que han caído en la droga o el alcoholismo o enfermos o abandonados por sus familiares se encuentran en la plazoleta, no solo para comer algo, sino para cantar, bailar y hasta reírse de la vida.

Después, aún entre sonrisas, sorbidos y murmullos, escuchan palabras que les hablan del valor que tienen como seres humanos y de las posibilidades de abandonar la calle sin drogas y sin alcohol.

El Comité de Pastoral no recibe subvención alguna de entidades del Estado.

El dinero les llega de algunos benefactores privados, incluso de los mismos egresados de la Universidad que llegaron a participar como estudiantes de esa actividad.

Este trabajo social pronto cumplirá una década y ya cuenta con una casa-albergue llamada Julia Chaux de Rojas, en memoria de la madre del sacerdote, quien dejó su herencia para adquirir esta propiedad de la calle primera norte con 3.

La casa-albergue tiene capacidad para 17 personas y sólo se abre en las noches.

“La idea es que estos desfavorecidos tengan una cama limpia y acogedora dónde dormir. El único requisito es que no estén drogados ni ebrios”, dice el sacerdote Rojas.

Así ha evitado que varios de sus moradores eviten consumir sustancias sicoactivas o licor.

Una vez adentro, se dan un baño, reciben una cena, ropa limpia y un desayuno.

Cada semestre unos 100 indigentes se reúnen en el instituto Don Bosco para un día de baño, ropa y calzado, recreación, servicios médicos, corte de cabello, comida y comunión.

40 estudiantes, en promedio, se ofrecen como voluntarios cada semestre en esta entidad.

Una lucha para que en Popayán no discriminen a las personas con el VIH Ver morir de Sida a un peluquero de apenas 19 años, en medio del abandono de sus familiares y discriminado por sus amigos fue lo que hizo que Erica del Río, también estilista, decidiera crear la Fundación Eres.

La presencia constante de ella, junto al lecho de muerte de su amigo, y la sensibilización que logró en la madre del joven para que lo acompañara en sus últimos días, permitió que el joven peluquero no pereciera en la más completa soledad.

También sirvió para que los payaneses entendieran que con un abrazo, un apretón de manos o una palabra cariñosa nadie se contagia del VIH.

Aunque este hecho sucedió a finales de la década de los noventa, fue el primer caso de Sida que se ventiló en la capital caucana.

La sociedad payanesa estaba impresionada y se prendieron las alarmas porque la enfermedad podía tocar a cualquiera, no sólo a los actores de cine y a los cantantes de rock.

Del Río, primero, se lanzó al Concejo de Popayán para defender los derechos de los homosexuales en la Ciudad Blanca y aunque no alcanzó una votación suficiente, sí logró llamar la atención sobre esta población.

El objetivo de Eres, fundada hace nueve años, es amparar los derechos de las personas enfermas e infectadas con el VIH, independientemente de que sean homosexuales o heterosexuales.

“Creían que los únicos que se podían contagiar eran los gays o las prostitutas, pero sabíamos que cualquiera podía contraer el virus”, dice del Río.

La Fundación se encarga de brindar asesoría psicológica a los infectados con el VIH y a sus familiares.

“Nos preocupamos por educar a las familias de los infectados para que no los rechacen, queremos desmitificar la enfermedad, que no haya más tabú al respecto”, explica del Río.

Con el apoyo de otras siete personas que conforman la Fundación ofrecen conferencias en universidades, colegios y empresas.

También brindan asesoría jurídica a las personas infectadas que cuentan con afiliación a alguna EPS, para que estas entidades les entreguen los medicamentos que requieren.

Eres se ha preocupado por el bienestar de 350 personas infectadas con el VIH, la mayoría de los estratos 1 y 2 que no cuentan con servicios médicos.

La primera tarea empieza por conseguirles una afiliación al Sisbén.

Entre todos los colaboradores de Eres, del Río resalta el apoyo que les ofrece el médico Julio César Klinger, quien les entrega, sin ningún costo, medicamentos comerciales.

“Sí mejoran la calidad de vida de los infectados”, resalta del Río.

La Fundación se sostiene con recursos propios, con los que obtiene del Río de su trabajo como estilista.

La sede funciona en la misma peluquería ubicada en la carrera 3 con primera.

Una de sus campañas es la promoción de la prueba de Elisa, sin cobrar un solo peso. Aunque son muy pocos quienes se atreven a practicársela.

“Hace mucho rato nadie se muere de Sida en Popayán porque los cuidados y el manejo de la enfermedad les ha levantado las defensas y las ganas de vivir”, dice del Río.

La labor de Eres ha sido reconocida por las direcciones de Salud de Popayán y del Cauca, entidades que apoya estas campañas de prevención.

OTRAS ENTIDADES Fundacion Fedar 8240065 Popayán Ricardo Cobo Díaz. Personas don síndrome de Down.

Fundacion Florecer 8243772 Popayán Renate Frick. Personas con discapacidad.

Hogar Renacer Santa Clara 8221662 Popayán Hermana Inés Pérez Vásquez Fundacion para el Adulto y el Anciano 8380503 Popayán Apoyo a personas mayores de alta vulnerabilidad.

Fundacion para la proteccion de la joven 8207830 Popayán Hogar Divino Niño 8243337 Popayán Fundacion Niño Leucemico 8237277 Popayán Franklin Correa. Atención a niños de escasos recursos, con leucemia.

Fundacion para la restauracion integral de la Familia 8325330 Popayán Fundacion Gersain Marin 8384000 Popayán Hermana Cecilia Castañeda

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.