Esperanza para niñas en desventura

Esperanza para niñas en desventura

Cuando Camila* ingresó por primera vez a la fundación Milagro de Amor, en Tunja, estaba destrozada por dentro y por fuera. Las entrañas de su diminuta anatomía estaban desgarradas.

14 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El hombre, que siete años atrás le había dado la vida, la tomaba por su cuenta cada vez que sus bajos instintos afloraban. La hacía su mujer.

El abuso del que Camila fue víctima durante varios años terminó cuando el caso fue conocido por la policía, que la rescató de las ‘garras’ de su progenitor.

La pequeña pasó a manos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, que la llevó hasta la sede de Milagro de Amor.

Allí, las hermanas Otilia Hernández, María Emilse Payome y Flor Sandoval, la acogieron como una de sus 24 ‘hijas’. Camila entró a hacer parte del grupo de niñas entre los seis y los 18 años que, al igual que ella, han sufrido de diferentes manifestaciones de violencia, violaciones, maltrato físico y sicológico, abandono y desnutrición son apenas algunos de los casos del que las beneficiarias de esta fundación han padecido por parte de sus padres.

Allí, estas pequeñas que dejaron los juegos de muñecas para enfrentrase a la crudeza de la vida, encontraron cobijo y afecto. No sólo eso. Las tres religiosas al mando de esta iniciativa social las vincularon a escuelas y colegios.

También contrataron a una sicóloga, una sicopedagoga y una nutricionista, que además de hacer su trabajo profesional, se han convertido en una especie de familia. Esporádicamente le pagan a una profesora para que les enseñe a elaborar artesanías y otras manualidades. De igual forma, aprenden modistería. Pretenden montar una empresa de confecciones.

“Esto ha sido muy duro, pero Dios no nos ha desamparado”, comenta la hermana Otilia Hernández, una caldense radicada en Boyacá hace 20 años, y quien dirige la fundación, al explicar que su proyecto es apoyado por el Icbf, las alcaldías de Tunja y Ramiriquí (Boyacá) y por ‘almas’ caritativas.

Recuerda Hernández que hace cuatro años, cuando junto con las otras dos religiosas abandonaron la comunidad a la que pertenecían para trabajar más de cerca con los pobres, tenían en el bolsillo sólo 80 mil pesos. Con eso, y con la ayuda ‘divina’, empezaron a hacer realidad su sueño.

“Lo más duro es conseguir lo del arriendo (un millón de pesos)”, cuenta la hermana Flor María, quien afirma que mensualmente deben vender empanadas, hacer rifas y toda suerte de actividades para conseguir los siete millones de pesos que cuesta el sostenimiento.

“A diario tocan las puertas de la fundación pidiendo que recibamos a más niñas, pero no podemos. La casa se nos quedó pequeña y no tenemos con qué sostener a más gente”, narra la hermana María Emilse.

UN TECHO PROPIO Dentro de todas las necesidades que a diario aparecen en Milagro de Amor, la más importante es la de un techo propio. Lo ideal es poder comprar la casa donde viven y otras dos viviendas vecinas para así poder aumentar el cupo a más niñas y jóvenes boyacenses.

Cada una de los vinculadas a este albergue representa un drama, una historia de dolor y esperanza a la vez. “Queremos ayudarles a encontrar su proyecto de vida. Cuando salgan de la fundación (a los 18 años), deben ser personas estructuradas, con capacidades para enfrentarse a la vida”, dice la hermana Otilia.

*Nombre cambiado.

Los abuelos indigentes de Sogamoso, en Boyacá, encontraron un ‘nuevo amanecer’ Hace cuatro años María Ignacia Caldas fue llevada a la Fundación Nuevo Amanecer con problemas de parálisis en sus piernas y brazos. Ella era una indigente de Nobsa (Boyacá) que vivía en total abandono.

Hoy María Ignacia, con 68 años a cuestas, ya puede caminar y es la candidata de la Fundación Nuevo Amanecer al VII Reinado de la Tercera Edad de Sogamoso.

Como ella, 62 indigentes más de Sogamoso y otros municipios de Boyacá fueron rescatados de las calles y ahora tienen un hogar en la Fundación Nuevo Amanecer.

Allí tienen un techo, sus tres comidas diarias, refrigerios y servicios médicos. También les enseñan a pintar, a bailar y a elaborar manualidades, todo dentro del proceso de resocialización.

“Tenemos personas con problemas siquiátricos, con discapacidades y con diferentes tipos de enfermedades. A todos ellos les damos atención médica especializada”, explica Emilce Márquez, directora de la Fundación.

La institución, creada hace diez años, se financia con los recursos que recaudan los integrantes de la Fundación entre la ciudadanía. También ha suscrito convenios con la Alcaldía de Sogamoso.

La Fundación funciona en una casa que fue tomada en arriendo. La entidad paga el salario de cuatro empleadas de servicios generales y cocina, y tiene contratado a un médico siquiatra.

“En este momento no podemos recibir a más indigentes porque no tenemos donde alojarlos. Necesitamos unas instalaciones más amplias para atender a más pacientes y recursos para seguir brindándoles atención integral”, dice la directora de la Fundación.

ENTIDADES DE AYUDA Fundacion milagro de amor Tel: 7423798 Dirección: Carrera 15 No. 18 - 38 Tunja fmilagrodeamortun@latinmail.com Nuevo Amanecer Tel: 7702614 Dirección: Calle 11 No. 14 - 48 Sogamoso.

Asociacion de Capacitacion Infantil Niños especiales Tel: 7723564 asisug76@yahoo.com Hogar del Niño Jesus (Niños huérfanos) Tel: 7702990 Dirección: Calle 7 No 8-26 Alivisog Invidentes Tel: 7719300 Dirección: Calle 7B No 13-31 Sogamoso.

Soñar Despierto Niños desamparados Tel: 3103312698 tunja@sdespierto.com Hogar San Antonio Ancianos Tel: 7702623 Dirección: Calle 13 No 15-62 Sogamoso Amparo de Niños Tel: 7422475 Dirección: Calle 19 No. 12 - 82 Tunja Centro de bienestar del anciano Tel: 7281788 Moniquirá Casa del menor Marco Fidel Tel: 7409697 Hogar Santo Domingo Abuelos Tel: 7262346 Chiquinquirá.

Fundacion Nueva Vida, Amor y Paz Niñas desamparadas Tel: 7452512 Tunja Fundacion Antonio Puerto Niños desamparados Tel: 7610391 Duitama fap@telecom.com.co Granito de Mostaza Mujeres cabeza de hogar Tel: 3003164961 sahiralisset@gmail.com Fundacion San Isidro Campesinos Tel: 7629118 funsaisi@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.