HAY PLANES PARA SACAR A YELTSIN

HAY PLANES PARA SACAR A YELTSIN

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Andrei Kózyrev, advirtió ayer que el parlamento está planeando sacar a Boris Yeltsin y su gobierno del poder, y que existe el peligro de que se produzca un golpe de estado. En referencia al pulso que mantienen los conservadores del Legislativo y los reformistas del Ejecutivo, Kózyrev afirmó que las fuerzas revanchistas se están movilizando y que sus ataques contra el gabinete del primer ministro en funciones, Yégor Gaidar, tienen como verdadero blanco al propio jefe de Estado: Boris Yeltsin.

23 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Los comentarios de Kózyrev, hechos en una rueda de prensa después de una comparecencia parlamentaria, suponen una nueva advertencia sobre un complot contra el Estado que los afines a Yeltsin han hecho reiteradamente a la prensa durante la última semana.

La recién formada coalición Unión Cívica, que representa los intereses del sector estatal y que se opone a los proyectos de privatización rápida y a la política de austeridad de Gaidar, aspira a sustituir el gobierno actual.

Yeltsin y el gobierno de Gaidar sufrieron un revés importante el miércoles, cuando el parlamento rechazó la solicitud del Presidente ruso de aplazar hasta marzo o abril próximos la sesión del Séptimo Congreso de Diputados Populares, la máxima autoridad de Rusia.

El Congreso, que sigue estando convocado para el próximo primero de diciembre, cuando caducan los poderes excepcionales de Yeltsin, puede destituir el gobierno e imponer uno nuevo, que probablemente no comparta el compromismo de Gaidar con la transición a la economía de mercado.

Los allegados de Yeltsin y, de manera especial, el viceprimer ministro Mijail Poltoranin han hecho sonar la alarma ante la creación de un cuerpo armado de hasta cinco mil efectivos que responde a las órdenes del presidente del parlamento, Ruslán Jasbulatov, y que se ha encargado de la protección de puntos clave de Moscú.

Jasbulatov ha desempeñado un papel clave entre las fuerzas que frustraron los intentos de Yeltsin de aplazar la sesión del Congreso de Diputados Populares, cámara que preside el propio presidente del parlamento.

Los parlamentarios conservadores cuentan con el respaldo de una importante parte de los ciudadanos rusos, que no están muy contentos con la situación económica de su país desde que Yeltsin asumió el poder.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.