‘Habíamos perdido la esperanza’

‘Habíamos perdido la esperanza’

Con orines y el agua sucia con la que normalmente le quitaban la tierra al oro sobrevivieron durante cinco días y cuatro horas dentro de la mina El Almacén de Remedios (nordeste antioqueño) los cuatro mineros rescatados ayer. A las 2:45 de la tarde, Rigoberto Marulanda, Javier Pérez, Humberto Mazorla y Hugo Quintero salieron del fondo de la tierra.

13 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Milagrosamente, según los rescatistas, estaban totalmente ilesos, aunque algo deshidratados. Fueron atendidos en el mismo hospital de Remedios.

Ayer, en medio de la alegría que produjo en el pueblo el fin de una semana de zozobra, Hugo Quintero relató el momento en que se quedaron atrapados el pasado martes y lo que siguió después: Estábamos esperando en el depósito con 4 ó 5 bultos de mina. Todos teníamos un presentimiento y dijimos: echemos este último viaje y nos vamos. De pronto sentimos que un montón de tierra se nos venía encima.

Hasta la media noche golpeamos martillo y muela (cincel grande) para ver si lográbamos salir, pero no se pudo. Pasó la noche y nos empezaron a coger la sed y la oscuridad.

El primer trago de orines me hizo vomitar, y eso que no tenía nada en el estómago. De ahí en adelante cerraba los ojos y me mandaba los sorbos.

El agua la sacábamos de un tanque que habíamos hecho. La batíamos por encima para espantar la suciedad y metíamos un tarro.

Dormíamos por ratos contra el piso, sobre unos pedazos de plástico que rajamos.

Al principio nos alumbramos con un foquito que tenía un cucho para salir a orinar. Teníamos unos 10 metros de largo por 2 de ancho para movernos, y volvíamos a acostarnos.

El aire unas veces aumentaba y otras mermaba, pero nunca nos faltó. Lo que nos consumía era ese frío tan berraco.

El agua limpia les bajó la moral Los cuatro mineros tuvieron el miércoles uno de los días más duros. El agua que tomaban comenzó a verse limpia y pensaron que habían dejado de buscarlos .

“Cuando el agua venía sucia era porque los muchachos estaban trabajando arriba para sacarnos. Eso nos daba moral.

Pero el miércoles al mediodía el agua se veía limpia, y así se quedó el resto del día. Fue el momento más tenaz.

El tiempo no corría nada. Era horrible estar acostado en ese pedrero. No resistíamos los huesos.

Ya no esperábamos nada, pero esta mañana (ayer domingo), a las cinco de la madrugada, nos despertó una bulla arriba.

En ese momento para Hugo, Rigoberto, Javier y Humberto revivió la esperanza de salir con vida y comenzaron a hacer ruido con un barril.

Arriba, donde 200 mineros y varios equipos de rescate llegados de poblaciones vecinas llevaban cinco días intentando rescatarlos, la alegría fue grande cuando escucharon los golpeteos.

La noticia de que estaban vivos se regó por todo Remedios y entonces nadie se dejó doblegar por el cansancio.

Mineros, socorristas, familiares y otras personas del pueblo siguieron excavando.

“Empezamos a gritarles que si nos escuchaban y oímos que alguien nos dijo que sí. De ahí en adelante con gritos nos daban la guía para saber cuál roca podíamos mover y cuál no”, relató Víctor Manuel Meneses, del equipo de rescate.

Por fin, a las 2:45 de la tarde, fueron claras las voces de los mineros: "Ayúdennos, estamos aquí".

TODO REMEDIOS TUVO QUE VER CON EL RESCATE.

‘‘La solidaridad fue increíble, hubo un momento en el que hubo que decir que no nos mandaran más comida y que no faltaba gente".

Elkin Montoya, secretario de Gobierno de Remedios.

‘‘La esperanza de verlos vivos era que no sentíamos olores feos. Al quinto día nos desanimamos, el aire se les podía agotar”.

Víctor Meneses, socorrista.

INTENSA BÚSQUEDA.

» Martes 10:30 a.m. Un carro para el transporte de material de mina se descarriló y produjo un alud que sepultó a los cuatro mineros dentro de la mina El Almacén, de Remedios (nordeste antioqueño).

» A la 1:00 p.m. del mismo día tocaron por última vez un timbre con el que normalmente anuncian que ya tienen lista la carga para que desde afuera envíen el carro de rieles en el que la sacan.

» A la 1:30 p.m. del martes otros mineros aseguraron el socavón para que los rescatistas pudieran entrar. Un día después los socorristas eran 200, entre bomberos, mineros, el Dapard e Ingeominas.

» A las 6:00 p.m. del sábado los socorristas perdieron las esperanzas de encontrar a los mineros con vida. Calculaban que el oxígeno les alcanzaría solo para un día más. Pero a las 2:45 p.m. de ayer los rescataron.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.