Uribe, tras respaldo bipartidista de E.U.

Uribe, tras respaldo bipartidista de E.U.

Durante hoy y mañana, el presidente Álvaro Uribe intentará convencer por igual a demócratas y republicanos, en Washington, de que ha sido fiel a ambos y demandará su apoyo para aprobar, antes de finalizar este año, la prórroga de las preferencias arancelarias para los productos colombianos de exportación a ese país, más allá del 31 de diciembre próximo.

13 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Uribe espera que los republicanos se comprometan a aprobar este año los beneficios arancelarios del Aptdea que compartiría con Perú, Bolivia y Ecuador (actuará como vocero de esos países), y quiere dejar el terreno abonado para que los demócratas, que asumen el control del Congreso en enero, impartan su aprobación al TLC, y a la Fase II del Plan Colombia que significa cerca de 700 millones de dólares por año para combatir a los actores ilegales y luchar contra la droga.

Además se reunirá con funcionarios de la administración Bush e influyentes personalidades de Washington para urgir su respaldo a los intereses colombianos.

Equilibrio y mucho tino La selección de las audiencias en el Congreso fue un trabajo de cálculo. Por las circunstancias políticas que se viven hoy en Washington tras las elecciones legislativas, Uribe tenía que ser muy cuidadoso para quedar bien con demócratas y republicanos. No podía equivocarse. Los primeros asumirán el control del Congreso en el 2007, pero los segundos jugarán un papel clave en lo que queda del 2006.

El tino con el que las entrevistas fueron preparadas se nota, por ejemplo, en la atención que se dio a la cita con el el representante Bill Thomas, republicano de California, presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara, de quien depende que las preferencias estén en el orden del día del período legislativo extraordinario que el Congreso inicia hoy.

Thomas es conocido por su “conservadurismo fiscal” y defensor de la pequeña empresa estadounidense, lo que le ha valido reconocimientos.

Para equilibrar el encuentro con Thomas, Uribe se reunirá enseguida con el representante demócrata por Nueva York, Charles Rangel, el más antiguo en la Comisión de Medios y Arbitrios y, con toda seguridad, sucesor de Thomas.

Rangel es el más veterano vocero de Nueva York en el Congreso estadounidense, de origen afroamericano, y líder en la lucha contra el consumo de drogas.

Este líder neoyorkino podría influir para que las preferencias sean discutidas en lo que queda de este año, y será definitorio en la suerte del TLC el próximo año, cuando asuma la posición de Thomas.

Despejar el camino para 2007 Una sesión especial (con almuerzo incluido) será la de mañana, entre la una y las dos de la tarde, con el representante republicano de California, David Dreier, del Comité de Reglas, determinante a la hora de decidir cuáles proyectos pasan a plenaria.

Y para comenzar a despejar el panorama del próximo año se entrevistará al mediodía de hoy con la representante demócrata por Nueva York, Nita Lowey.

Lowey, considerada como “influyente” y “dominante” en la bancada demócrata, con nueve períodos legislativos a su espalda, es la persona de mayor antiguedad en el Subcomité de Apropiaciones de Operaciones Extranjeras.

El Subcomité de Apropiaciones asigna las ayudas y, como presidenta que será de esa instancia, será clave cuando el Congreso determine la segunda fase del Plan Colombia, el próximo año.

El senador Max Baucus, demócrata por Montana, podría ser determinante a partir del año entrante, en el trámite del TLC. Uribe espera que Baucus, miembro de la Comisión de Finanzas, respalde ahora en la aprobación de las preferencias y el próximo año, como seguro presidente de esa célula legislativa, se convierta en defensor del TLC.

Baucus es un caracterizado defensor de programas de salud y medioambientales.

El Senador Richard Lugar, republicano de Indiana, es el actual presidente del Comité de Relaciones Internacionales y como miembro de ese órgano será decisivo para la segunda fase del Plan Colombia.

El senador John McCain, republicano de Arizona, es miembro del Comité de Servicios Armados. No está en los asuntos colombianos, pero es influyente en su partido, pues se perfila como uno de los candidatos presidenciales republicanos en el 2008.

Otras citas clave de Uribe.

Aunque la prioridad de Uribe es el Congreso, porque de él dependen las decisiones sobre Aptdea, TLC y la Fase II del Plan Colombia, también asistirá a citas con altos funcionarios del Gobierno y personas influyentes de Washington.

Se reunirá con los secretarios de Estado, Condoleza Rice; de Trabajo, Elaine Chao; y del Tesoro, Henry Paulson.

La primera entrevista de hoy, a las 10:00 am, será con Susan Schwab, representante del Departamento de Comercio, quien firmará el TLC, este 22 de noviembre.

A la 1:00 pm. conferenciará con el subsecretario de Estado, Nicholas Burns y el Subsecretario Asistente Thomas Shannon.

Esta tarde se reunirá con varios miembros del Inter-American Dialogue, un influyente ‘tanque de pensamiento’ de Washington.

La primera reunión de mañana será con el Comité Editorial del Washington Post.

APOYO BIPARTIDISTA.

‘‘Hemos tenido el buen cuidado de cultivar con Estados Unidos una relación que comprometa una acción bipartidista” Presidente de la República, Álvaro Uribe.

¿Qué es el Aptdea?.

El Aptdea es la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y de Erradicación de Drogas expedida por el Congreso de Estados Unidos el 6 de agosto de 2002, vigente hasta el 31 de diciembre de 2006, con la cual cerca de 6.500 productos de exportación de estos países ingresan libres de aranceles a esa nación del norte.

Mediante esta ley se prorrogaron y ampliaron los beneficios del ATPA, otra norma que estuvo vigente durante diez años y expiró el 4 de diciembre de 2001, bajo la cual se otorgaban preferencias a 5.524 productos.

El Aptdea fue un gesto de Estados Unidos a los países de la región andina en reconocimiento a sus esfuerzos en la lucha contra la producción y tráfico de drogas ilegales.

Los beneficios vigentes favorecen a Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

Cuando se aprobó el Aptdea en el 2002, se habló de que la decisión de Estados Unidos estaba dirigida a apoyar la lucha antidrogas de estos países en vía de desarrollo, mediante el fomento de alternativas económicas que promovieran la generación de empleo lícito.

Promovía la diversificación de las exportaciones y el desarrollo económico y estimulaba la oferta exportable de la región andina a través del incremento del comercio con Estados Unidos.

Se veía como una especie de complemento al Plan Colombia y existía la esperanza de que la iniciativa estimulara el crecimiento de estas economías mediante la inversión extranjera y la creación de nuevos negocios y empresas nacionales.

Al acercarse la fecha de expiración de estas concesiones comerciales unilaterales de Estados Unidos se comenzó a explorar la posibilidad de los tratados de libre comercio, pero esas alternativas no han prosperado en el Congreso estadounidense y los productos andinos corren el riesgo de quedar por fuera de ese mercado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.