Bogotá: premios merecidos

Bogotá: premios merecidos

A Bogotá se le podría aplicar la frase que dice que “los árboles no dejan ver el bosque”. Mientras el descontento está a la orden del día en la ciudad –por problemas innegables que afectan a sus habitantes, como el del transporte público–, desde otras latitudes se aprecia con admiración el cambio que la capital ha experimentado en los años recientes. Una buena prueba de ello es el reconocimiento que le acaba de hacer a la ciudad la X Muestra de Arquitectura de la Bienal de Venecia, uno de los festivales europeos más importantes de su género, al otorgarle el León de Oro, su principal galardón.

11 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

La capital ganó esta distinción en franca lid con 16 urbes de los cinco continentes, incluyendo a Ciudad de México, São Paulo y Caracas –para mencionar solo las de esta región–, que se han destacado por su capacidad para tomar decisiones innovadoras en beneficio de la calidad de vida de sus pobladores. El pabellón montado en la Bienal de Venecia por Planeación Distrital, el Museo de Bogotá y la Corporación La Candelaria, con apoyo de la Cancillería, convenció al jurado de que los esfuerzos realizados por las últimas cinco administraciones de Bogotá eran un ejemplo de políticas urbanas digno de ser mostrado al mundo.

A Bogotá la favoreció una serie de avances que no muchas ciudades pueden mostrar en su conjunto: desde el saneamiento fiscal que inició Jaime Castro, y la cultura ciudadana impulsada por Antanas Mockus, hasta la transformación del transporte público con la creación de TransMilenio, la recuperación del espacio público en la administración de Enrique Peñalosa y el impulso a las políticas sociales y la lucha contra la pobreza en la alcaldía de Lucho Garzón.

Es cierto que Bogotá no ha superado todos sus problemas, y de esto tuvimos prueba reciente con el colapso que causaron las inundaciones de hace unos días. También es verdad que estamos lejos de acabar con el vía crucis de los trancones, agravado por el creciente número de vehículos que circulan por la ciudad. Pero nada de esto debe hacer olvidar, por ejemplo, que mientras en el resto del país se cierran hospitales, aquí se han salvado tres instituciones emblemáticas de salud que benefician a la población más pobre: el hospital Lorencita Villegas de Santos, el Materno Infantil y la Clínica Fray Bartolomé de las Casas.

No todo es perfecto en la capital. Pero, como nos lo han recordado desde Venecia, Bogotá avanza hacia la meta de convertirse, más pronto que tarde, en una ciudad moderna y equitativa.

* * * *.

Por grata coincidencia, también en estos días obtuvieron dos premios Orquídea en Estados Unidos –otorgados por la comunidad hispana– los programas Bravíssimo y Citynoticias, de Citytv, el canal capitalino de televisión de la Casa Editorial EL TIEMPO. Razones adicionales para que el nombre de la ciudad figurara positivamente en el exterior.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.