GUERRAS NO

Con ese espíritu sensacionalista y no siempre positivo que prevalece en muchos medios, se ha dado en denominar una actividad comercial absolutamente normal como guerra entre las gaseosas y las cervezas. Hasta un simpático nombre se le ha puesto: la batalla del refajo. Lo que ha ocurrido es sencillo y está dentro de la lógica de la competencia del libre mercado. El grupo del señor Carlos Ardila Lulle decide producir cerveza y a su turno el del señor Julio Mario Santodomingo resuelve ingresar en el mercado de las gaseosas. No han faltado comentarios agresivos o molestos, e informaciones un tanto exageradas sobre las ganancias de los dos consorcios. La verdad es que los dos grupos mencionados han ganado mucho dinero, pero también han arriesgado cuantiosas sumas en inversiones que no siempre han dado un resultado correspondiente a la inversión. Se han desaprovechado los ríos de tinta y de palabras escritas o en intervenciones radiales o de televisión, para reconocer lo que ellos han hec

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.