No se puede jugar con la credibilidad

No se puede jugar con la credibilidad

Cuando se está fuera del país y se intenta convencer a los auditorios internacionales de que Bogotá y Medellín son unas buenas experiencias en materia de seguridad ciudadana y que en los últimos años Colombia está mejorando en este campo, la noticia, y en especial la portada de la revista Cambio que esta semana reseña las denuncias sobre la posible vinculación de la Dirección de la Policía con el narcotráfico, se interponen y los objetivos de exponer estas experiencias exitosas pasan a un segundo plano y el interés de los auditorios se centra en discutir la credibilidad de las instituciones, su corrupción y el narcotráfico en nuestro país.

10 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Sin desconocer que el país tiene estos problemas y sin rehusar la discusión en torno a los mismos en cualquier auditorio, hoy quiero llamar la atención sobre la portada de la revista Cambio, porque no estuvo en consonancia con el contenido del artículo que tienen las páginas interiores de este medio.

Mientras la portada pone en duda la credibilidad del senador Élmer Arenas y lo que plantea el general Jorge Daniel Castro Castro, el artículo escrito y sus apartes reconocen ciertas pruebas que le dan la razón al director de la Policía, como fueron las declaraciones de la directora de la DEA.

A la revista le faltó un balance entre las pruebas presentadas por las partes y otros funcionarios y la duda que generó con la portada. En este sentido, creo que la portada, de manera rápida, pone en entredicho la credibilidad del director de la Policía y, sobre todo, la credibilidad de una institución que le ha costado mucho ganar la confianza de los ciudadanos y de la comunidad internacional. Cabe anotar que hoy la Policía de Colombia, junto con Carabineros de Chile, es una de las policías que mayor credibilidad tiene entre los ciudadanos y la de mejor calificación en América Latina.

Lo que se podría esperar, a medida que se avance en la investigación, es que la información suministrada o conseguida sea sopesada y utilizada de la manera más imparcial posible. Igualmente, se esperaría que los resultados finales sean difundidos en los mismos espacios en que se puso en duda la credibilidad de los actores.

Finalmente, con el correr de los días, las cosas se aclaran mucho más.

Además de las declaraciones de la directora de la DEA, la Fiscalía General de la Nación también respaldó las explicaciones dadas por el director de la Policía Nacional, lo que de alguna manera demuestra que hubo apresuramiento y que no se consultaron todas las fuentes para sustentar lo que se difundió con la portada de la revista Cambio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.