Incienso y azufre

Incienso y azufre

Puede ser que las maneras diplomáticas del presidente de Venezuela no sean las más acertadas políticamente. Puede ser. Puede ser además, que su estilo rompa moldes y provoque más de un sobresalto. Puede ser incluso, que se le acuse de inelegante y de hablar demasiado, cuando califica al Presidente de los Estados Unidos de ser el diablo, o como cuando preguntó si el Embajador de Colombia ante la OEA había bebido ron por sus declaraciones en el sentido en que Venezuela de manera clandestina tenía dos fábricas para la extracción de uranio.

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Sin embargo, más allá de esos u otros comentarios que en el mismo sentido se puedan hacer, el gobierno que preside en Venezuela el presidente Chávez, se le ha plantado de tú a tú al gobierno de los Estados Unidos que preside el presidente Bush. Simétricamente. Sin complejos. Sin temores. Un poco teatralmente si se quiere. Un poco tropicalmente si se quiere. Pero sin vocación de satélite. Y eso, justo es decirlo, también es válido. Se me dirá que tiene la chequera repleta de petrodólares y por eso su valor y su arrojo. Tal vez. Pero no es sólo eso. Es también un asunto de una cierta dignidad. De otras miradas. Contrasta la posición de Venezuela, con la de buena parte de los países de la región que sólo miran hacia el norte, y que incluido el nuestro, suelen hacer una pequeña genuflexión cada vez que se relacionan con el perenne vecino. Venezuela está proponiendo cosas. Bien o mal. Pero está proponiendo cosas. Hay que ser menos aprensivos. Más conscientes de nuestros dos mil y tantos kilómetros de tierra compartida, de paisajes comunes, de historias paralelas, de literaturas afines.

Creo que los alegatos del presidente Chávez a su homólogo Bush tienen fundamento. Los epítetos son otra cosa. ¿O es que acaso alguien cree que la guerra contra Irak (de la que fuimos aliados), y su aún más espantosa posguerra no es lo más parecido a un fracaso político y militar? ¿No es verdad acaso que una parte importante de la opinión pública norteamericana tiene grandes dudas sobre la presencia de su ejército en Irak? ¿No es verdad acaso que a los ingleses les pasa lo mismo, incluso desde su General al mando? ¿No es verdad que los españoles ya se fueron de Irak? ¿O es que alguien cree todavía que Irak posee armas de destrucción masiva como nos lo hicieron creer? El pueblo de Venezuela representado por su presidente no ataca ni denigra del pueblo estadounidense. No lo veo así. Atacan a su presidente, que obstinadamente se empeña en la sangría.

Se me podrá decir, y con justicia, que Chávez no representa al pueblo de Venezuela. Eso es verdad. Sólo que lo mismo podría decirse de cualquier presidente. Y no cualquiera ha ganado varias elecciones y varios referendos.

Una última cosa: más allá de las acusaciones de populismo, doy fe, desde mi perspectiva de las cosas, que con el presidente Chávez a los pobres de Venezuela les va ahora mejor que nunca. Lo pude ver en los casi tres mil kilómetros que por tierra y agua recorrimos con mis alumnos de Undécimo grado desde Paraguachón hasta Margarita, desde Puerto de la Cruz hasta San Carlos y Barinas, y desde allí hasta Bogotá.

La hermana y bellísima República nos sorprendió gratamente. Por muchas cosas.

Rector Gimnasio Moderno.

"Creo que los alegatos de Chávez a su homólogo Bush tienen fundamento”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.