Poco a poco murió reforma estructural

Poco a poco murió reforma estructural

(VER CUADRO)

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

IMPUESTO AL PATRIMONIO Otro de los giros que dio el proyecto de reforma tributaria tiene que ver con el impuesto al patrimonio.

Inicialmente, el Gobierno contempló la opción de presentarlo por separado, pero ante los riesgos de no pasar al examen de la Corte Constitucional, se decidió incluirlo en la reforma. Hay quienes dicen que incluso, es este impuesto del patrimonio, lo que podría salvar la reforma y en cierta manera justificarla.

Serán sujetos pasivos del impuesto al patrimonio, los contribuyentes declarantes del impuesto de renta que posean riqueza, a primero de enero del 2007, por valor superior a 3.000 millones de pesos.

Se plantea que la causación del impuesto sea en cada uno de los años gravables desde el 2007 hasta el 2010 inclusive, sobre la base de patrimonio.

El impuesto se liquidará anualmente pero la base gravable será el valor del patrimonio líquido del contribuyente poseído el primero de enero del 2007, excluyendo para el efecto el valor patrimonial neto de las acciones o aportes poseídos en sociedades nacionales, así como los primeros 200 millones de pesos del valor de la casa o apartamento de habitación, de tal forma que se evita la doble tributación sobre estos conceptos. Sobre esta base se liquidará el impuesto por cada uno de los cuatro años referenciados.

La tarifa del impuesto a ser aplicada se determina en un 1,2 por ciento, de tal forma que, con base en los estudios efectuados por la Dian el recaudo proyectado por este impuesto ascendería a un aproximado de 8,6 billones de pesos.

En la ponencia se recuerda que el patrimonio de las cien empresas más grandes ha crecido en 125 por ciento en los últimos seis años y el de las entidades financieras ha crecido en 164 por ciento.

Trámite en el Legislativo podría enredarse por propuesta de cárcel para los evasores Después de esperar tres meses para obtener la ponencia para primer debate, algunos esperarían que el trámite en el Legislativo fuera rápido ó por lo menos sin complicaciones.

Sin embargo, ello no sería tan claro, pues hay puntos que generan una gran polémica y debate en el Congreso, sobre todo en el Partido Liberal y en el Polo Democrático, y son la destinación de los recursos del impuesto al patrimonio y el castigo con cárcel que se planteará para los grandes evasores de impuestos Se espera que el proyecto tenga la próxima semana su primer debate en las comisiones conjuntas de Cámara y Senado terceras y cuartas, para posteriormente ir a Plenaria de ambas corporaciones.

La idea es que el proyecto salga antes del receso de la presente legislatura a mediados de diciembre.

Algunos más optimistas creen que por los preacuerdos realizados entre el Gobierno y los representantes de las bancadas uribistas, la aprobación será a pupitrazo limpio, tal y como se dio la primera tanda en el Senado con la reforma al acto legislativo del Sistema General de Participaciones y transferencias.

Lo que a la fecha se tiene claro es que la acogida de esta ‘nueva’ reforma será más alta, si se compara con el proyecto inicial.

El senador Antonio Guerra realizó un símil que se adapta muy bien a esta historia “el Gobierno llevó al Congreso una fea y nosotros, los ponentes, le hicimos un cambio extremo, pues la maquillamos y la vestimos mejor con el fin de que al sacarla nuevamente a la luz pública tuviera mayores pretendientes y una mejor aceptación”.

Cabe aclarar que antes de discutir la ponencia del Gobierno, el Congreso tendrá que debatir la ponencia radicada por el Polo Democrático la cual plantea como ejes fundamentales la reducción del impuesto a la renta pasando del 38 por ciento al 25 por ciento, eliminando todas las exenciones existentes, pero compensando a los sectores que requieran apoyo con recursos del presupuesto nacional.

Y reducir el IVA año tras año hasta llegar a 12 por ciento, con lo que, según lo explicó el representante y ponentes de esta propuesta, Wilson Borja. “De aprobarse este punto se tendrían más ingresos por el incremento en la demanda de las personas y no por la tributación”.

Tributaria, “historia de un periódico de ayer” Con la claridad de que ya no es un proyecto estructural, con desánimo, con cansancio físico y con el afán de radicar una ponencia trabajada durante varios meses, finalizó ayer la redacción de la tan anhelada ponencia para primer debate de la reforma tributaria.

Días difíciles con alto nivel de estrés y hasta ansiedad se observaron ayer en los rostros del Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla y en el director de Dian, Oscar Franco. No era para menos. Cigarrillo tras cigarrilo el ministro Carrasquilla vió como definitivamente se le ‘hundió’ el proyecto que habían presentado a finales de julio.

Los rumores, los posibles cambios y la incertidumbre fue el pan de cada día de las reuniones de los últimos tres meses, entre los ponentes y el equipo económico del Gobierno, tanto que al final muchos de los asistentes afirmaron que de no ser por la inclusión del impuesto al patrimonio se hubiese plasmado en la historia un nuevo fracaso. Aunque la palabra se ajusta perfectamente, así se dice en los pasillos, porque de la propuesta inicial de crear un nuevo Estatuto Tributario ya no queda nada.

Los senadores y representantes lograron su cometido, pues para ellos fue casi una victoria: lograron un cambio extremo de la propuesta que había presentado el Gobierno al Congreso en julio. La metamorfosis del proyecto fue evidente.

Cuando el Ministro de Hacienda salió de la sala para confirmar que la ponencia al fin, había sido firmada se le notó más calmado, aunque no existía ni la más mínima expresión de satisfacción de obtener lo querido.

Por ello, al cuestionar los cambios el Ministro respondió que la ponencia que había radicado el Gobierno en el mes de julio ya era “un periódico de ayer, porque al llevar el tema al Congreso, al debatirlo con los ponentes y al socializarla con los diferentes sectores se le realizaron varios ajusten que reflejarán a un Estatuto Tributario que ejemplificará lo que es el país.

“Los historiadores tendrán la opción de analizar lo que era la propuesta y podrán hacer una simulación de cómo hubiera quedado la tributación del país con la misma, ya que un funcionario público como yo no debe comentar semejantes temas”, puntualizó.

Para el ministra ésta fue la reforma tributaria que quiso el país, no habia chance de hacer más.

PROCEDIMIENTO El tema de procedimientos fue el último que se tocó en la reunión de los ponentes y el equipo económico. Sin embargo, ayer antes de formalizar el texto se presentó un debate acalorado entre los representantes de cada bancada uribista pues el Gobierno trajo como punto para el articulado la propuesta de castigos con cárcel para los evasores de impuestos a la cual el senador Luis Guillermo Vélez, integrante del partido de la U, Juan Carlos Restrepo de Cambio Radical y Efraín Cepeda del Partido Conservador se opusieron rotundamente tanto que amenazaron con no apoyar el proyecto.

Esta situación que generó un tire y afloje, pues al ver que no se podía incluir en el articulado se optó por redactarlo como texto en la exposición de motivos para que en la discusión de las comisiones conjuntas (terceras y cuartas) fuera incluida, obviamente después de ser concertada al interior de las diferentes bancadas.

El director de la Dian, Oscar Franco, afirmó que el castigo para los evasores se dará cuando adeuden más de 500 millones de pesos y la denuncia tendrá que instaurarla el propio director de la Dian con el aval del Ministro de Hacienda. Por ello se asegura que las acusaciones serán ciertas y confirmadas.

En el articulado del capítulo de procedimientos están incluidos temas como la presentación de escritos y recursos, en el que se explica que puede ser personal o por vía electrónica; la definición y requisitos para tener competencias en el ejercicio de funciones; las formas de notificación de las actuaciones de la administración tributaria; la notificación electrónica y por correo con su respectiva función y operatividad; y se determinaron las sanciones relativas al incumplimiento en el RUT y el NIT.

CUATRO POR MIL El gravamen a los movimientos financieros, o cuatro por mil, no sólo no se reducirá sino que quedará como un tributo permanente.

En el proyecto se adiciona un artículo en el que se precisa que se considera como una sola operación, el movimiento contable y el abono en cuenta que se realicen en las operaciones cambiarias, hasta el pago al titular de la operación.

Se elimina el requisito existente actualmente de que las cuentas de ahorro marcadas para efecto de la exención sean destinadas exclusivamente a la financiación de vivienda, de tal manera que una cuenta de ahorro que se abra en cualquier entidad financiera puede ser objeto del beneficio en las condiciones establecidas.

Igualmente se amplía el monto máximo de retiros de dichas cuentas a la suma de siete millones de pesos mensuales o su equivalente en UVT, que queda beneficiado con la exención.

Se incluyen como exentos del pago del gravamen, los retiros que realicen las asociaciones de hogares comunitarios autorizadas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, de los recursos asignados por esta entidad.

Se adicionó un parágrafo para establecer el tratamiento frente a este impuesto de los contribuyentes que han sido beneficiarios de los contratos de estabilidad tributaria que regulaba el antiguo artículo 240-1 del Estatuto Tributario.

En este orden se precisó además que estos contribuyentes deben cumplir la obligación de retener el gravamen, respecto de operaciones que realicen los usuarios o cuando, en desarrollo de sus actividades deba realizar transacciones en las cuales el resultado sea la extinción de obligaciones de su cliente.

Para los declarantes de renta, se establece en la reforma tributaria la posibilidad de deducir el 25 por ciento de lo que paguen por el impuesto bancario.

Según las cuentas de la Dian, las modificaciones en el gravamen a los movimientos financieros tendría un costo para el año 2007 de 61.000 millones de pesos, básicamente por el efecto de elevar a siete millones de pesos la exención en las cuentas de ahorro.

7 millones de pesos se fijó como monto exento del cuatro por mil en las cuentas de ahorro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.