Secciones
Síguenos en:
EJÉRCITO EVITA ATENTADO EN VILLAVO

EJÉRCITO EVITA ATENTADO EN VILLAVO

A 200 metros del sitio donde hace dos meses se registró el atentado que le costó la vida al comandante de la IV División, mayor general Carlos Julio Gil Colorado, fue desactivada ayer una carga explosiva con la que se pretendía cometer otro ataque contra unidades militares. Los detonantes fueron halladas a un lado de la carretera de Villavicencio al municipio de Puerto López, entre la Base Aérea de Apiay y los comandos de la IV División y la VII Brigada.

En una tarea de registro y control de área, uno de los soldados divisó la carga de tres tacos de dinamita y un cordón detonante. Los explosivos fueron desactivados por unidades del batallón de ingenieros Carlos Albán.

Voceros castrenses dijeron que la carga tenía un bajo poder explosivo. Por el momento se descartó la posibilidad de un atentado contra los comandantes de la IV División, mayor general Raul Rojas, y de la VII Brigada, brigadier general Luis Bernardo Urbina Sánchez.

De todos modos, ayer se intensificaron los patrullajes en el sector, con el propósito de prevenir nuevas acciones insurgentes. La vía a Puerto López es la única ruta con que cuentan los oficiales de las guarniciones militares de la zona, en donde se produjo el ataque contra el general Gil Colorado.

Acusado de subversión De otra parte, José Orlando Gómez Aguirre, Remanga , y quien según las autoridades era hasta hace unos meses el comandante de las Milicias Bolivarianas de las Farc que operan en la zona bananera del Urabá antioqueño, fue capturado en Medellín, por el DAS, seccional Antioquia.

Gómez, de acuerdo con las informaciones que poseen los organismos de inteligencia, habría participado en dos emboscadas contra personal del Ejército, en las cuales murieron 22 soldados y cinco subversivos, y fueron destruidos dos tanques cascabel del entonces Comando Operativo # 1.

Además, las autoridades lo investigan por su presunta participación en el asesinato del alcalde de Chigorodó, Afranio Vacca Caraballo, ocurrido el 21 de abril de 1991.

Luis Armando Jaimes Rico, subdirector del DAS en Antioquia, dijo que la captura del presunto subversivo ocurrió en un apartamento de la urbanización Balcones de la Serranía, en el suroccidente de Medellín.

El retenido fue encontrado con una herida en una mano, que sufrió presuntamente hace veinte días en la zona de Urabá, y presentaba una infección intestinal.

Según Jaimes, en la casa donde fue retenido Gómez funciona, al parecer, un centro de recuperación de los subversivos que son heridos en combates en la zona bananera.

Según el DAS, el retenido tiene una orden de captura con fecha de agosto 30 de 1994 dentro del proceso por el homicidio de Mario de Jesús Tabares Osorio y Guillermo Esteven Velandia, en Urabá.

Según el informe oficial, Gómez había sido ascendido como jefe de escuadra del quinto frente de las Farc, y actualmente tenía bajo su mando a 25 hombres de esa agrupación subversiva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.