Bogotá volvió y se perfila como segura finalista

Bogotá volvió y se perfila como segura finalista

Unas fotos en las que se veía la espalda desnuda de Carolina Guerra –y que insinuaban que estaba desnuda también de frente– dejaron a Bogotá por primera vez sin representante en el Reinado Nacional de Belleza, el año pasado.

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En esta edición, como para dar el golpe de gracia, no solo se envió a la candidata más inteligente del concurso, sino que ademas se escogió a una hermana de ex Senorita Colombia, tal vez para ver si se cumple ese agüero de que las coronas quedan en familia. Diana Acosta Albarracín, una próxima abogada que domina el inglés y el italiano es la hermana de Catalina Acosta (reina de Colombia en 1999).

Pero, ¿qué tan importante es la participación de una candidata de la capital en el certamen? Para el periodista Fabio Plazas, del diario La Nacion, esta reina atrae la mayoría de los medios de comunicación, pues muchos están centralizados en la Capital. Según él, Diana tiene clase y elegancia, pero “le faltan chispa y sentirse que es el centro de atención. Eso le ha impedido brillar dentro del grupo”. El periodista la da como segura finalista y la ubica en el quinto lugar.

Algo similar sobre su desenvolvimiento en el concurso piensa Stella Tous, de Radio Caracol. Sin embargo, tanto para ella como para Isabel Peláez, del periódico El País, Diana es una segura virreina. “Eso no es perder ni es una deshonra, pues las virreinas en nuestro país tienen una gran estrella y siempre ganan en el exterior”, agrego Tous. Se refería a los casos de Rocío Luna Florez, virreina en Miss Mundo, y Paulina Gálvez y Jeimmy Paola Vargas, que se coronaron Miss Internacional.

El problema de la bogotana, para Isabel Peláez, es el rostro alargado que la hace ver en ocasiones brusca: “Pero responde muy bien a las entrevistas y con eso hace olvidar esa parte; ademas tiene una belleza clásica, pelo y cuerpo lindos”.

Frank Solano, de Caracol Radio, considera que lo más importante de la participación de una bogotana en el evento es tener la posibilidad de que se hable bien de una ciudad que es el centro del país. Esta vitrina se aprovecha, “sobre todo porque los bogotanos tienen un problema y es que generalmente no se atreven a hablar de su ciudad como sí lo hacen los de Medellín, los calenos o los barranquilleros”. Y sobre su participación, dice que le falta armonía en sus rasgos y que esa actitud distante que muchos periodistas han calificado es lo que no la hace notarse.

Y entre sus compañeras, varias la ven como firme finalista, entre ellas Chocó y Cundinamarca, que sin duda la meten en la pelea por el tíitulo.

Para la reina capitalina, la ausencia de Bogotá sí es un problema, pues no solo es el centro sino tambien la confluencia de culturas y “un triunfo mío sería de todos los colombianos, de todas las expresiones culturales”.

LA IMPORTANCIA DE BOGOTÁ EN CARTAGENA ''Un triunfo mío sería de todos los colombianos, de todas las expresiones culturales”.

Diana Acosta, señorita Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.