Foro del Lector

Foro del Lector

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Los enigmas del Dane.

Señor Director: Indaga su editorial ‘Al fin, ¿cuántos son?’ (08-11-06) sobre las diferencias entre el crecimiento económico y la caída de 1,1 millones de empleos que reporta el Dane. Quizás andamos cual ‘piloto sin brújula’ por falta de estadísticas. La obsecuencia al índice de popularidad tornó inane al Dane. Los cálculos oficiales adquieren tal sofisticación que cotejarlos resulta imposible para el común.

Alfredo Gutiérrez Borrero.

El regreso de Ortega.

Señor Director: Me refiero al editorial ‘El regreso de Daniel Ortega’ (08-11-06). ¿Cómo así que usted no sabe qué dirección va a tomar el comandante Ortega? Alemán, el liberal corrupto y transitorio socio de Ortega, cambió su estatus de preso en un penal por un plato de lentejas preso en su casa y permitió cambiar la Constitución para que sin la mayoría Ortega pudiera llegar al poder. La oposición al aborto fue de autoría sandinista, pues necesitaban disfrazar a Ortega de devoto católico para casarlo ante Dios y, de paso, engañar a Obando Bravo. Interesante lo que hará Ortega con el TLC, que ya firmó Nicaragua con USA, y lo que le propondrá a su patrocinador Chávez.

Rodrigo Bernal.

¿Llegaremos al fin del mundo?.

Señor Director: Sobre su editorial ‘El fin del mundo’ (05-11-06), Colombia debe empezar a reducir la contaminación de los ríos Magdalena y Cauca; la de las costas de los puertos (Barranquilla, Cartagena y Buenaventura); la del aire por falta de filtros adecuados en las chimeneas de fábricas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, etc.; y la emisión de gases contaminantes por vehículos con motores mal sincronizados. Estos son nuestros principales problemas ecológicos y EL TIEMPO puede contribuir a resolverlos para bien de futuras generaciones, en caso de que el fin del mundo tarde unos siglos más.

Líbano Guerrero Miami.

Padres putativos.

Señor Director: A propósito del ‘cambiazo’ de los dos cartageneros al nacer (EL TIEMPO, 08-11-06), abundan los padres e hijos putativos (que se reputan tales sin serlo). Y era mayor el número antes del descubrimiento del ADN. Cito casos: hijos reconocidos sin ser propios; concebidos antes del matrimonio y falsamente atribuidos al futuro marido; cambiados en las salas de parto; declarados con testimonios falsos; adoptados de hecho; póstumos pero no engendrados por el marido; y extramatrimoniales del marido que la esposa inscribe como suyos, para evitar la causante de infidelidad. Para corregir todo esto, la ley consagró las acciones de impugnación de paternidad y maternidad pero no reconoce la de nulidad, cuando la falsa filiación es consecuencia de un delito.

Carlos Fradique Méndez.

Nos duele Cartagena.

Señor Director: Ciertas las verdades sobre nuestra ciudad señaladas por D’Artagnan en su columna (05-11-06), pero hay que agregar la pobreza del 65 por ciento de los barrios suburbanos; los servicios deficientes y más caros del país, y el boom de construcción de edificios sin planeación de servicios. Requerimos soluciones inmediatas para mostrar a Cartagena como la ciudad turística por excelencia y la más hermosa de Colombia.

Hugo González Cárdenas Cartagena.

Las calles de ‘Huecotá’.

Señor Director: Su editorial ‘Y colapsó el tránsito’ (06-11-06) enuncia el orden correcto de las causas que tienen la movilidad de Bogotá en baja: atraso vial, Secretaría de Tránsito inoperante, transporte obsoleto y alud de carros. En ese mismo orden, se debe comenzar a erradicar esos problemas, que son consecuencia de la extensa planeación y el mar de conocimientos (un centímetro de profundidad) de los funcionarios que los autorizan. Todo puede cambiar con simples medidas, como la salida de los taxis piratas y los buses en sobreoferta.

Alexánder Calvo.

* * * *.

Señor Director: Si el número de vehículos sigue aumentando, Bogotá no aguantará. Quien lo dude debería visitar el centro de Caracas (Venezuela), donde los carros, en eternas colas, avanzan más lentamente que los peatones.

Cobrar por estacionamiento en lugares públicos y privados sería un buen comienzo, porque el estacionamiento gratis es un subsidio de los más humildes a los más adinerados. Pero la medida más efectiva sería un peaje para entrar al centro, que ha sido tan exitoso en Londres. Sería, a la vez, una fuente de ingresos para mejorar las calles y un cobro justificado a los que más contribuyen a la contaminación y los trancones.

Mike Ceaser.

Defensa de la Policía.

Señor Director: En mi calidad de Policía con 40 años de servicio, celebro la madura y responsable actitud de ese periódico. Su diario no hizo eco a las denuncias malintencionadas del senador Élmer Arenas, que, al parecer, se dejó manipular por personal retirado y resentido. EL TIEMPO tuvo en cuenta el concepto del Presidente y de la Fiscalía, que avalan el procedimiento realizado por la Policía ante la entrega controlada de los 409 kilos de cocaína decomisados en México.

Señalo lo anterior porque fui el primero en realizar la entrega controlada internacional de 11 toneladas de insumos procedentes de España, que permitió desmantelar la organización criminal en mayo de 1999 en Cartagena, cuando era Agregado de Policía ante la Unión Europea con sede en Madrid.

General Luis Enrique Montenegro Rinco Ex subdirector de la Policía.

El triunfo de los demócratas.

Señor Director:.

No todo son malas noticias. Los demócratas recuperaron la Cámara de Representantes y tienen opción en el Senado. Lo anterior revertirá las políticas regresivas de Bush y alentará nuevas expectativas sobre protección del medio ambiente; defensa de los derechos humanos; freno a los TLC que conduzcan al desempleo y a los bajos salarios en los países firmantes; morigeración del racismo y la xenofobia; un no rotundo a los muros de la infamia y a las políticas guerreristas, y lo más grande: la posibilidad de enjuiciar y castigar la corrupción, el fraude y los desmanes inenarrables de la guerra. Ojalá no todo sea una vana ilusión.

Luis Eduardo Saavedra Salazar.

* * * *.

Señor Director: Cuando leo la noticia de que los demócratas han tomado el control de la Cámara en Estados Unidos, me entusiasma la idea de que Hillary Clinton, gran perdonadora de los extravíos de su esposo, pueda ganar la presidencia de la nación más poderosa de la Tierra.

Y digo que me entusiasma porque, como Gabriel García Márquez, Germán Espinosa y Carlos Fuentes, creo que el mundo será mejor cuando sea gobernado por la sensibilidad de las mujeres y no por la arrogancia de ciertos políticos como Bush, que pueden llevar el planeta al caos y a su destrucción total.

Luis Mariano

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.