Sting retrocede 500 años en la música

Sting retrocede 500 años en la música

La inquietud artística de Sting es desbordante. Pocos artistas han logrado desarrollar una carrera en la que el éxito y el respeto por el arte marchen en la misma dirección. El ex líder de Police es uno de esos.

08 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Por eso no sorprende que, contra cualquier pronóstico, haya decidido grabar un disco con canciones de hace 500 años. Eso fue lo que hizo en Songs From the Labyrinth, una producción con piezas del compositor británico John Dowland (1563-1626).

Sting no cayo en las veleidades clásicas de su colegas ilustres como Paul McCartney o el ex Pink Floyd, Roger Waters quienes se metieron a componer: sus propias sinfonías, en el caso del primero, y una ópera, en el del segundo.

El ex líder de Police prefirió cantar las canciones de un autor al que él mismo considera un cantante ‘pop’ de hace cinco siglos.

La decisión no es extraña, ni tampoco sorprendente, Sting tiene algo de los antiguos caballeros andantes. No en vano habita en un castillo de 300 años de antiguedad.

Su técnica vocal, la misma que ha utilizado para cantar clásicos como They Dancing Alone o Fragilidad, recuerda mucho a la de los cantantes de la música de la era Isabelina.

De hecho, esta historia comenzó, según dice el propio Sting, en un concierto para Amnistía Internacioanal, en 1982. “Ese día el actor John Bird se acercó a felicitarme y de paso me dijo: ‘has escuchado la música de John Dowland’.

Al otro día salí a conseguir grabaciones de su obra. Me impresionó mucho la melancólica belleza de su música”.

La curiosidad fue creciendo y Sting incluso trató de incorporar su influencia en su música.

Sin embargo, en el último año esta afición se volvió un disco. Sting lo grabó con el apoyo del laudista Edin Karamazov. El cantante británico no solo cantó, también interpretó el laúd. Del disco hay que decir que no todas las obras son de Dowland, también se incluyó una composición de Robert Johnson.

Dowland, según los gestores de este proyecto, es un antecesor de los cantautores modernos. Nació en Londres. En 1580 fue a París, donde trabajó al servicio del embajador de la corte francesa. Allí se convirtió al catolicismo. Después no pudo encontrar puesto en la corte protestante de Isabel I de Inglaterra. Luego viajó a Italia.

Desde 1598 trabajó como músico en la corte de Christian IV de Dinamarca.

Volvió a Inglaterra en 1606 y en 1612 obtuvo un puesto como laudista de James I de Inglaterra. Murió en Londres.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.