LEONID KUZMIN:

20 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Una vez más, el fogoso joven pianista ruso-americano Leonid Kuzmin triunfó en la Sala Luis Angel Arango (miércoles 7 de octubre), con un programa un tanto diferente de los habituales suyos, como que en la primera parte figuraron tres colosos de los períodos preclásico y clásico, a saber, Bach (el primer Preludio y Fuga del Clave Temperado), Mozart (la Sonata K. 330) y Beethoven (la Sonata Apassionata). Más dentro de su espíritu fue la segunda parte, con la sonata super Carmen de Busoni, dos preludios y un estudio de Debussy y, sobre todo, la socorrida Segunda Rapsodia Húngara de Liszt. Todo ello con la difícil facilidad que caracteriza el juego vigoroso y ágil del artista, que parece adentrarse ahora en un repertorio más sobrio y menos espectacular que el que lo ha venido distinguiendo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.