La competitividad del viejo puerto de la Nueva Granada

La competitividad del viejo puerto de la Nueva Granada

En 1993, la firma Monitor incluyó a Cartagena de Indias en el grupo de ciudades en las que realizó los primeros estudios que se hicieron en Colombia sobre la competitividad territorial.

07 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Diez años más tarde un Informe Especial de la Alcaldía de ésta ciudad, basado en un estudio de consultoría, asegura que la ciudad es -en ese entonces- la más competitiva del país “porque tiene los mejores y más importantes puertos del Caribe, los servicios públicos industriales más baratos del país, ventajas en materia de impuestos, mayores posibilidades para inversionistas nacionales y extranjeros y una amplia infraestructura en zonas francas”.

Ambos estudios examinan la competitividad desde esa simple posibilidad de mayor inversión nacional o extranjera y de una mayor participación en el comercio internacional. El estudio de 2003 serviría, según el gobierno local, para sentar las bases de un amplio plan de promoción internacional “para que la ciudad, en el corto plazo, vuelva a ser lo que fue hace 300 años: la capital de la Nueva Granada en el comercio internacional” -tal como lo anunciaba con ligereza el aviso publicitario de los resultados del estudio.

Nada más desacertado. Recordemos que durante la Colonia Cartagena fue un importante centro comercial de mano de obra esclavizada y puerto en la ruta de los galeones que llevaban la riqueza americana a Europa sin permitir acumulación alguna localmente; vivía del situado fiscal, es decir, de la financiación externa, y del contrabando. Las obras públicas enriquecían el sistema militar. Era una pequeña economía local -como hoy se dice- vinculada a la Economía-Mundo, basada en su condición portuaria, especializada en la trata de seres humanos, con débiles posibilidades financieras locales de asumir su autonomía. Unas características que cualquier principiante, en los avatares de la investigación, descartaría -para tranquilidad de sus mortales- a la hora de pensar en el futuro de la ciudad.

Recientemente se pudo observar en el foro ‘La competitividad de Cartagena y la situación de la ciudad a principios del siglo XXI’, organizado por la Cámara de Comercio, que ya la ciudad cuenta con un grupo propio conformado por cerca de una decena de investigadores jóvenes, menores de 35 años, con asiento en sus centros de investigación y universidades, que se han atrevido, con rigor y de manera sistemática, a examinar una por una las variables determinantes de la competitividad. Y en ese ejercicio no les ha bastado mirar la ciudad en su conjunto; la industria, el turismo, la agroindustria, la logística, así como la formación de capital humano y la cultura, son motivo de sus miradas integradoras y heterodoxas. Ayer, los estudios eran realizados por agentes externos. Hoy la ciudad cuenta -a pesar de los resultados poco optimistas que arrojan las nuevas mediciones y análisis, con una masa crítica y joven -como no existe en otra ciudad del Caribe colombiano y tal vez de Colombia- y ésta puede ser de pronto su mayor fortaleza. .

Hoy la ciudad cuenta con una masa crítica y joven, y ésta puede ser de pronto su mayor fortaleza”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.