NIEL ATKINSON

Con 34 años como piloto de la Marina y de la Northwest Airlines de Estados Unidos y 24.000 horas de vuelo, uno de los mayores orgullos del capitán Niel Atkinson es no haber tenido nunca un accidente ni haber dañado un avión. Y tal vez por ello, su obsesión es la seguridad aérea, tema al que dedica buena parte de su tiempo. Su campaña es que los gobiernos y las aerolíneas no pueden escatimar esfuerzos ni dinero para prevenir los accidentes, pues aunque la tarea es costosa es plata muy bien gastada.

20 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Aunque técnicamente vive en Minnesota (Estados Unidos) donde nació, permanece buena parte de su tiempo en Oregon, en la costa oeste de su país, donde administra varios condominios.

También dedica algunas horas a la carpintería, pues le gusta fabricar sillas, mesas y cualquier otro objeto de madera que falte en su casa, y disfruta cuando puede salir de pesca o escaparse con su esposa y sus dos hijos a la cabaña que posee en la frontera con Canadá.

Estas actividades las realiza cuando no está montado en un avión, o viviendo en un hotel en cualquier país del mundo a donde lo invitan a dictar conferencias sobre seguridad aérea.

Ahora le tocó el turno a Colombia, con ocasión de un curso organizado por la Sociedad Consultora de Seguridad Aérea. Su intervención la hace como vicepresidente mundial de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Línea (IFALPA).

Esta posición le proporcionó una de las mayores satisfacciones de su vida: haber transportado tropas y drogas entre Europa y los países árabes, durante los tres meses anteriores a la guerra del Golfo Pérsico.

Había llegado a Kuwait para participar en una reunión de IFALPA, y su aerolínea, igual que otras compañías estadounidenses, fue llamada a colaborar por el Gobierno de su país en las acciones previas a la confrontación bélica.

Hace un año dejó de volar los Boeing B-747 y aunque disfruta los viajes, mas no los hoteles, no extraña la silla de comandante, en especial cuando piensa en las 13 horas de vuelo hasta el Japón o en el paso sobre el océano Pacífico con el sol frente a su cara.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.