‘Con violencia no se puede dialogar’: Zapatero

‘Con violencia no se puede dialogar’: Zapatero

Ayer en la mañana, cuando se alistaba para retornar a su país, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, le dio un espaldarazo al presidente Álvaro Uribe, aquí en Montevideo: “Estamos con el presidente Uribe en un principio: con violencia no se puede dialogar”.

06 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Lo decía para respaldar la decisión del colombiano de cortar cualquier aproximación con las Farc, bien sea para el acuerdo humanitario o para un proceso de paz –Uribe no separa las razones para emprender cualquiera de esas dos opciones–, hasta que cesen “los ataques terroristas”.

La confesión de Zapatero a los periodistas estuvo precedida de un amplio diálogo suyo con Uribe, en el que hablaron de muchas cosas de interés común.

La solidaridad del líder socialista con Uribe no es nueva. Se consideran amigos, así algunos crean que se encuentran en orillas contrarias.

De hecho, la posición de Uribe de negarse a dialogar con la guerrilla mientras sigan los ataques parece tener su principal soporte en charlas con Zapatero. Uribe confirmó ayer que se fortaleció en esa posición luego de que Zapatero le contó de su disposición a un entendimiento con ETA porque hacía tres años que este no cometía actos violentos.

Antes de retornar al país, Uribe también habló con los reporteros colombianos y les explicó que su renuencia a reanudar aproximaciones con las Farc no es cosa de “capricho o temperamento”. Y dijo que “un gobierno débil frente al terrorismo abre espacios para que el terrorismo crezca y maltrate a la sociedad (...)”. Pero observó: “En el momento en que haya buena fe, el Gobierno buscará los caminos”.

Aunque en principio la Cancillería colombiana había anunciado que buscaría en Montevideo la aprobación de una declaración de apoyo a los diálogos con los ‘paras’ y al proceso de reinserción, desistió de ese propósito.

Pasaporte iberoamericano En relación con el tema central de la cumbre de mandatarios iberoamericanos, que terminó ayer, la migración, Uribe dejó a consideración de sus colegas la propuesta informal sobre la necesidad de establecer el “pasaporte iberoamericano”. “Deberíamos dar el paso de buscar el pasaporte iberoamericano. Esa identificación ayudaría a consolidar los elementos culturales de gran región que soportan los esfuerzos de esta cumbre”, dijo.

Y puso como ejemplo de lo que se podría hacer, sus experiencias con el gobierno español, al que agradeció su disposición de ayudar en la legalización de los colombianos que viven allí. “El tema de las migraciones debería convertirse en el primer imperativo de la globalización. Es incomprensible que se dé más importancia al flujo de capitales que a las consideraciones sociales con los migrantes”, expresó. La propuesta es que “la migración se entienda como un derecho social, acompañado de acuerdos que nos obliguen en materia de seguridad social”.

Uribe había eludido referirse a la construcción de un muro que separe el sur de E.U. con México, para evitar el paso de migrantes ilegales, promovido por el presidente George W. Bush y que se convirtió en punto central de la cumbre. Pero ayer expresó su desagrado: “Un mundo que tiene que preferir la integración humana a la de capitales, debería evitar que se construyan estas barreras”.

INSISTENCIA DE URIBE EN CESE DE HOSTILIDADES ''(...) Un gobierno débil frente al terrorismo abre espacios para que el terrorismo se crezca y maltrate a la sociedad toda (...)”.

Álvaro Uribe, presidente de Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.