‘Me voy’, atentamente Andrés Cepeda

‘Me voy’, atentamente Andrés Cepeda

Ya sabe dónde venden en Miami –la ciudad a la que se va a vivir– el chocolisto y el chocoramo, su comida favorita. Cuando el cantante y compositor Andrés Cepeda tomó la decisión de dejar Bogotá para darle a su carrera un impulso internacional en La Florida estadounidense, eso fue, técnicamente, lo primero que averiguó.

04 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pero saber dónde conseguir sus delicias no le quita la nostalgia de irse.

Viajará el 7 de noviembre y siente que está pagando “un precio emocional muy alto”.

Ni modo. Se tuvo que comer sus palabras. “No me voy a Miami ni a ningún lado porque aquí lo tengo todo: músicos, productores y estudios, los mejores, para hacer mi música”, dijo por allá en 1999, cuando inició su carrera en solitario.

Pero finalmente Cepeda, después de seis años de carrera en Colombia, tiene disquera internacional (Univisión) y oportunidades para meterse de lleno en el circuito comercial de la música.

El músico no es un bogotano cualquiera. Es un rebogotano. De esos que conoce todas las calles y con unos referentes claros de la ciudad.

Como Usaquén, la localidad donde nació, cuyos sitios menciona en la canción Mi generación, y en la que también incluye hechos históricos ocurridos en el centro (toma del Palacio de Justicia) y en La Soledad (toma de la Embajada de República Dominicana); los alrededores de la calle 60 con Caracas (en la canción La casa del Ekeko), la zona Rosa y La Candelaria.

Para él, Bogotá es la ciudad perfecta: “Llena de riquezas y de sitios para disfrutar”. Lo ha ratificado este año en el que ha estado cantando en Nueva York, Miami, Milán, Barcelona, Madrid, Valencia y París.

“Entonces, cuando vuelvo me lleno de nuevo no de esa tonalidad gris que todos dicen que tiene Bogotá, sino de la naranja, la que a mí me gusta, la que la dan los techos y los edificios en ladrillo”, cuenta.

Y recuerda que a finales del 2005, cuando volvió después de Nueva York, donde grabó parte de su nuevo disco, Bogotá lo recibió con “un septimazo bacanísimo”, dice.

Ya tiene casa en Miami y algunos músicos. Sin embargo, para no sentirse lejos se va a llevar a Freddy Camelo, su guitarrista, con quien trabaja desde 1990, otro bogotano rebogotano, como Cepeda.

SU CARRERA Andrés Cepeda decidió ser cantante desde muy niño, cuando su papá lo llevaba a ópera al Teatro Colón.

La influencia del rock en español lo llevó a formar, en 1990, el grupo Poligamia, con Freddy Camelo, Gustavo Gordillo y Juan Gabriel Turbay.

En 1998, la banda se desintegró y Cepeda inició en 1999 una carrera en solitario, con la grabación de su primer disco, ‘Sé morir’, para la disquera FM.

Luego vinieron ‘El carpintero’ (2001), ‘Siempre queda una canción’ (2002), ‘Canción rota’ (2003) y ‘Para amarte mejor’ (2006).

En Bogotá, Andrés Cepeda se ha presentado en todo tipo de escenarios, desde la Media Torta hasta el teatro Colón, pasando por el teatro municipal Jorge Eliécer Gaitán.

LA CIUDAD ANARANJADA ''Cuando vuelvo de un viaje me lleno de esa tonalidad naranja que le dan a Bogotá los techos y los edificios en ladrillo.” Andrés Cepeda, cantante y compositor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.