Deterioro del ecosistema marino amenaza la vida

Deterioro del ecosistema marino amenaza la vida

La acelerada desaparición de la biodiversidad marina, a consecuencia de la pesca excesiva y de la contaminación, amenaza la seguridad alimentaria del planeta y el medio ambiente, advirtieron científicos estadounidenses y canadienses.

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

De mantenerse la tendencia actual, casi todas las especies de peces y de crustáceos para consumo humano habrán desaparecido de los océanos antes del 2050, advirtieron los biólogos y economistas, autores de este informe publicado en la revista estadounidense Science.

"Nuestros análisis indican que, sin un cambio, la situación actual hace presagiar serias amenazas a la seguridad alimentaria mundial, la calidad de las aguas costeras y la estabilidad del ecosistema que afectarán a las generaciones actuales y futuras”, indicaron.

“Lo que se observa en los resultados de experimentos en laboratorios o en los estudios de los océanos es que la productividad y la estabilidad de todo el ecosistema marino disminuyen”, explicó Boris Worm, un biólogo a la Universidad de Halifax (Nueva Escocia), uno de los coautores de ese informe.

“Me chocó la generalización de este fenómeno, cuya amplitud no sospechábamos y que se aceleró recientemente”, añadió, precisando que “no son necesarios modelos informáticos para predecir la evolución de estas tendencias porque se apoyan en datos existentes”.

En este punto, el 29 por ciento de las especies de peces y de crustáceos están en camino de desaparecer”, precisó Worm. Por ejemplo, el bacalao del Atlántico Norte ya alcanzó el punto de no retorno y es considerado casi extinto.

Esta exhaustiva investigación, la más amplia hasta ahora sobre el tema y realizada durante cuatro años, revela también que la desaparición de una única especie acelera el desajuste del conjunto del ecosistema.

A la inversa, toda especie que recupera su tasa normal de reproducción contribuye a la salud y a la estabilidad de los océanos, así como a su capacidad de absorber impactos como la contaminación y el calentamiento global.

Los científicos explicaron que la pérdida de biodiversidad reduce profundamente la capacidad de los océanos de producir peces y crustáceos, de resistir al desarrollo de parásitos como algunas algas y de producir oxígeno y filtrar sustancias contaminantes.

“El océano es un gran reciclador, absorbe las cloacas y las recicla en sustancias nutritivas, retira las toxinas del agua, produce alimentos y transforma el dióxido de carbono (CO2) en elemento de nutrición y en oxígeno”, subrayó Steve Palumbi, biólogo de la Universidad Stanford (California, oeste) y coautor del estudio. AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.