Dos muertos al explotar un carro en Fusagasugá

Dos muertos al explotar un carro en Fusagasugá

Dos muertos y cinco heridos dejó ayer la explosión de un carro en las afueras de Fusagasugá (Cundinamarca).

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Según información de fuentes policiales, el hecho se registró alrededor de las 6:20 de la tarde en zona residencial del barrio San Antonio, en la vía La Aguadita, que comunica a Fusagasugá con San Miguel.

El coronel Wilson Laverde, comandante de la Policía de Cundinamarca, dijo que uno de los muertos es el conductor del vehículo, un Jeep Willys J6 de placas GIC 524, de color blanco.

El oficial comentó que, según testigos, el carro estaba estacionado a un lado de la vía, dos hombres ingresaron a él y cuando el conductor lo encendió y dio marcha atrás hubo una explosión dentro del automotor.

“Parece que en el jeep iba un paquete con explosivos que se activó antes de lo planeado”, agregó el coronel Laverde. La onda explosiva causó heridas a seis personas que estaban cerca del lugar de los hechos.

Los heridos fueron llevados al Hospital San Rafael de Fusagasugá. Uno de ellos, al parecer el otro ocupante del vehículo, llegó sin vida al centro asistencial.

Anita Rivas, una de las heridas, sufrió la amputación de su pierna derecha; José Villalobos resultó herido en su brazo izquierdo, y Sara Rosa González presentaba trauma en su mandíbula. Los otros heridos no eran de gravedad Al cierre de esta edición, comisiones de la Policía, del Ejército y la Fiscalía adelantaban las investigaciones del hecho en Fusagasugá.

Sin embargo, era difícil anoche establecer qué tipo de explosivo iba en el vehículo, pues la lluvia que cayó en Fusagasugá y el agua usada por los bomberos para apagar las llamas dificultaban este procedimiento.

Tampoco, dijo Laverde, se puede saber la razón de la explosión.

Las autoridades se preguntaban, además, si se pretendía hacer un atentado en el centro de Fusagasugá, “o si, por el contrario, el artefacto iba a ser llevado a Bogotá”, dijo el secretario de Gobierno de la población cundinamarquesa, Mario Sarmiento.

Agregó que dentro del vehículo se encontró una pistola, un proveedor y un pin de granada.

Salvados de milagro La tragedia en Fusagasugá hubiera podido ser peor. La hora de la explosión es, habitualmente, la de salida de los estudiantes de los colegios locales Comunal y Manuela Beltrán, situados a dos cuadras del lugar de los hechos.

Sin embargo, los alumnos dejaron ayer los planteles a las 4 de la tarde, “evitando, posiblemente, una tragedia más grande”, según el coronel Laverde.

También se salvaron dos hombres que iban en una motocicleta y al momento de la explosión estaban a unos diez metros del sitio. “No nos pasó nada. Si hubiéramos estado más cerca, nos morimos”, dijo Julio Poveda, tras salir ileso.

Un portavoz policial aclaró que no se trató de la explosión de un carro bomba, como se pensó en un comienzo. “Tenemos que investigar qué iba a pasar con los explosivos”, argumentó Laverde.

El sábado pasado, un taxi explotó frente a la Séptima Brigada del Ejército en Villavicencio. El taxista y un soldado murieron. El hecho fue atribuido a las Farc.

Y el 19 de octubre, un carro bomba explotó en las instalaciones de la Escuela Superior de Guerra y dejó 25 personas heridas.

LA EXPLICACIÓN DE LA POLICÍA ''Parece que en el jeep iba un paquete con explosivos que se activó antes de lo planeado” Coronel Wilson Laverde, comandante de la Policía Cundinamarca

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.