Récord: arte, a precios de locura

Récord: arte, a precios de locura

De nuevo el mercado del arte acaba de batir su propia marca para la obra más costosa. La tela No. 5, 1948 , de Jackson Pollock, fue comprada por el empresario mexicano David Martínez por unos 140 millones de dólares, el precio más alto pagado en el mundo por un cuadro, según aseguró The New York Times.

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

La venta bate el récord que tenía desde junio el Retrato de Adele Bloch-Bauer I, de Gustav Klimt, comprado por 135 millones de dólares por el magnate neoyorquino de cosméticos Ronald Lauder, en una venta privada.

El precio de venta del Klimt podría haber sido superado por un cuadro de Picasso, El sueño, si su propietario, el multimillonario Steve Wynn, que había acordado venderlo por 139 millones de dólares, no lo hubiera agujereado accidentalmente con su codo, anulando la venta.

De todos modos, esta nueva transacción no solo es un hito económico.

Constituye la primera vez que la obra de un pintor nacido fuera de Europa ocupa el lugar de la más cara, desbancando a las creaciones de pintores como Gustav Klimt, Pablo Picasso y Vincent Van Gogh, que tradicionalmente ocupaban ese lugar.

“Es la primera vez que sucede eso con un pintor de Estados Unidos y es más significativo porque es un expresionista abstracto”, dijo a EL TIEMPO el crítico e investigador de arte Eduardo Serrano.

En efecto, las obras que anteriormente fueron las más costosas eran figurativas. Incluso Dora Maar con gato, obra cubista de Picasso, tenía cierta inspiración en la figura humana.

Sin embargo, en esta ocasión se trata de la pintura de un hombre que desarrolló la técnica denominada action-painting o dripping, consistente en derramar, dejar gotear o lanzar pintura sobre lienzos. The New York Times dijo que el comprador de la pintura, una tela de 1,2 metros por 2,5, reúne desde hace algunos años una importante colección de arte moderno y contemporáneo.

Ni la oficina de Martínez ni la casa Sotheby’s, que habría facilitado el acuerdo, hicieron comentarios. La pintura fue vendida por el millonario de la industria discográfica y cinematográfica David Geffen, en una transacción privada, lo que explica que el silencio hermético.

Geffen, amante del arte contemporáneo, ya había salido el mes pasado de dos obras, una de Jasper Johns y la otra de Willem de Kooning, por 143,5 millones de dólares.

Esta venta alimenta los rumores de que Geffen, de 63 años y poseedor de la fortuna número 50 entre las más altas de E.U., según Forbes (con 4.400 millones de dólares de patrimonio), reúne fondos para comprar el diario Los Angeles Times.

Michael Moses, profesor de la Universidad de Nueva York y autor de un índice anual de precios de arte, para explicar las inmensas sumas invertidas dice: “El arte siempre fue caro. Hoy hay fortunas realmente grandes y la oferta de obras importantes es limitada”.

Según Moses, los precios deberían aumentar aún más porque la oferta se reduce. “Si a uno le interesa un período en particular, a veces se puede esperar tres, cuatro, cinco, seis o diez años antes de que aparezca una obra similar”, indicó, no obstante, que el mercado está lejos de las explosivas alzas de los años 1985-90.

De todos modos, un número significativo de obras de artistas claves en la historia del arte serán puestas en subasta (ver abajo).

LAS MÁS CARAS En los últimos dos años el precio de arte entró en un aumento continuo, cosa que no se experimentaba desde hace 15 años, cuando vivió su mejor momento.

‘No. 5, 1948’, del estadounidense Jackson Pollock. 140 millones de dólares.

‘Adele Bloch-Bauer I’, del austríaco Gustav Klimt. US $135 millones.

‘Muchacho con pipa’, del español Pablo Picasso. Pintado en 1905. Es el cuadro por el que más alto han pujado, pues los dos anteriores se han vendido directamente. Subastado en el 2004 por 104 millones 100 mil dólares.

‘Dora Maar con gato’, también de Picasso, pintada en 1941, alcanzó 95 millones 200 mil dólares ‘Retrato del Dr. Gachet’, de Vincent Van Gogh, fue vendido en una subasta en 1990 por 82 millones 500 mil dólares.

‘El Molino de la Galette’ de Auguste Renoir, un óleo vendido en una subasta en el año 1990 por 78 millones 100 mil dólares.

El cuadro ‘El sueño’, de Picasso. Si hace unas semanas su propietario, Steve Wynn, que había acordado venderlo por 139 millones de dólares, no lo hubiera agujereado accidentalmente con su codo, anulando la venta. hubiera sido el más caro.

UNA SEMANA EN LA QUE SUBIRAN PRECIOS El 8 y el 15 de noviembre próximos la casa de subastas Chirstie’s, de Nueva York, subastará nueve obras de Pablo Picasso, Willem de Kooning, Ernst Ludwig Kirchner, Roy Lichtenstein, Paul Gauguin, Gustav Klimt (dos) y Andy Warhol (dos).

Se calcula que el precio mínimo de todas las obras superará los 180 millones de dólares en el peor de los casos, aunque podría llegar a más de 195 si las pujas alcanzan su punto de ebullición.

CON INFORMACIÓN DE AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.