Secciones
Síguenos en:
LA VIDA DE LA MUERTE

LA VIDA DE LA MUERTE

Vivir en Colombia es vivir rodeado de muerte y violencia y esa realidad que le toca vivir a diario al bailarín costarricense Humberto Canessa es, en parte, su fuente de inspiración. Aquí me ha tocado enfrentar el hecho de que en la calle alguien me esté amenazando de frente con una pistola o un cuchillo. En Costa Rica no es así, la vida allí es demasiado tranquila . Y el susto que una circunstancia así causa lo ha llevado a reflexionar sobre la muerte. Pero no con tristeza, curiosamente de la misma muerte dan deseos de vivir más, incluso más intensamente, pero al mismo tiempo de vivir clara y transparente .

Así como la calle llena su cuerpo de movimientos y su cabeza de pensamientos, los libros le dan forma a todas esas sensaciones que se van acumulando. Genet fue el ideólogo de su última coreografía La piel del agua, que presenta hoy, mañana y el sábado en la Casa del Teatro.

Esta obra nace precisamente de mi encuentro con Genet: él ha sido mi punto de apoyo y fuga, mi posibilidad de perder el miedo a mostrar la entraña: su sordidez, su limpia desnudez, su locura, su homosexualidad de celda y calle, su inocente maldad, su reivindicar al clandestino, a la criada, al ladrón, al vagabundo, al prisionero, a la prostituta... Esta es una de las reflexiones que este bailarín, que desde hace tres años trabaja en el país junto a Alvaro Restrepo y su grupo Athanor Danza, consigna en esos cuadernos que parecen el diario de cada una de las coreografías en las que participa.

Para un montaje yo empiezo a buscar motivaciones en cosas que me den luces: fotos, imágenes, postales, colores, luces... todo lo que pueda aportar algo a la idea que tengo. Apunto notas, sensaciones, ocurrencias al respecto. En este caso leí mucho a Genet y me leí yo mismo y algunas cosas que escribí de adolescente.

Ya en el momento de la creación necesito estar sólo. A veces termino agotado de pensar y no sale nada. Pero finalmente llegan las motivaciones que empujan al movimiento .

La piel del agua es el primer montaje independiente que Canessa hace en Colombia, pues en Costa Rica ha trabajado con varios grupos, algunos fundados por él mismo.

Siempre he sido muy teatrero y peliculero. De chiquito les montaba matinés a mis compañeros de colegio. Por eso decidí estudiar teatro pero no pude presentar las audiciones necesarias por estar trabajando. A la hora del almuerzo decidí hacer danza y me quedé ahí. Bailé con la compañía de la escuela de la Universidad Nacional y luego creé mis compañías .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.