Empresas colombianas ante el mercado de valores americano

Empresas colombianas ante el mercado de valores americano

Las empresas colombianas interesadas en acceder al mercado de capitales de los Estados Unidos deben analizar las ventajas y dificultades de este proceso y evaluar las diferentes alternativas disponibles. (VER GRAFICO)

02 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

La ley Sarbanes-Oxley (SOX) de 2002, adoptada como resultado de los escándalos de Enron y Arthur Andersen, establece condiciones más rigurosas para permanecer en el mercado público de valores que únicamente empresas muy sólidas administrativa y financieramente pueden cumplir para operar un programa de ADR inscrito en la bolsa de Nueva York o Nasdaq.

Otra posibilidad es efectuar colocaciones privadas de bonos o acciones en E.U. bajo la Regla 144A donde los inversionistas son QIBS (Qualified Institutional Buyers), es decir ciertas instituciones que actúan por cuenta propia o de otros QIBS y son dueñas o invierten de manera discrecional por lo menos 100 millones de dólares en títulos valores de no afiliados.

Finalmente, los créditos bancarios sindicados son una buena opción para empresas que buscan su primera financiación internacional.

Jorge Londoño, presidente de Bancolombia, en reciente conferencia describió su experiencia (iniciada con el BIC en 1995) en ADR (American Depositary Receipts). En la actualidad, los tenedores ADR de Bancolombia representan el 70 por ciento de las acciones preferenciales y el 21 por ciento del capital total del banco, porcentajes importantes para cualquier empresa extranjera que cotice en las bolsas americanas.

El programa ADR le permitió obtener 176 millones de dólares entre 1999 y 2000, período durante el cual era difícil para empresas colombianas obtener créditos internacionales. Para Londoño, las dificultades de acceso a ese mercado de capitales se pueden afrontar como oportunidades.

Tener los ADR cotizados en la bolsa de valores de Nueva York implica preparar y suministrar detallada información al mercado a través de la Comisión de Valores de E.U. (SEC); reconciliar los estados financieros a US Gaap; someterse al escrutinio de los analistas más rigurosos y profesionales del mercado internacional de capitales, y cumplir con estrictas normas de valores de SOX.

Ello obliga a los administradores a evaluar su gestión periódicamente conforme a los estándares más exigentes, a reconocer dificultades, tomar los correctivos necesarios y beneficiarse de la crítica de analistas internacionales.

Para empresas de las dimensiones de Bancolombia cotizar en la bolsa de valores de Nueva York o Nasdaq y someterse a estos procedimientos debería ser una estrategia importante y rentable.

Pero no muchas empresas cuentan con la organización administrativa, capacidad financiera y visión estratégica para administrar programas ADR eficientemente.

El costo adicional de cumplir con SOX ha sido estimado en E.U. entre 300.000 y 1,5 millones de dólares, por lo que muchas empresas han delistado sus acciones de la bolsa o Nasdaq y salido del sistema de divulgación de información de E.U.

Varias normas de SOX aplican a empresas extranjeras que haya registrado títulos valores en E.U. bajo la ley del mercado de valores de 1934 o la de valores de 1933, o que divulgan información periódica a la SEC.

LAS QUE SE APARTAN DEL MERCADO PUBLICO Un estudio de 2004 citado por la Universidad de Emory revela que entre 2002 y 2003, unas 100 empresas decidieron apartarse del mercado público de valores. Además, varias europeas y japonesas suspendieron el ingreso al mercado público de valores por los costos adicionales de SOX. En conclusión, empresas con la capacidad de someterse a los estándares internacionales de evaluación de gestión, son óptimas candidatas para acceder al mercado público de valores americano. Otras pueden contratar créditos banca- rios internacionales o hacer colo- caciones privadas bajo la Regla 144A y hacerse conocer de los QIBS: grandes bancos, aseguradoras, de inversión y de desarrollo de negocios entre otras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.