Las lecciones del aguacero

Las lecciones del aguacero

Bogotá no está preparada para aguaceros como el que cayó el martes en la noche.

02 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Las fuertes lluvias que hicieron que colapsara durante cuatro horas el sistema de TransMilenio y que prácticamente paralizaron la ciudad dejaron al descubierto al menos dos grandes debilidades de la capital.

La primera es que la red de 8.000 kilómetros de alcantarillado no da abasto para captar esa cantidad de agua lluvia (el agua que cayó el martes representó el 10 por ciento de lo que llueve durante todo un año en la ciudad).

Pero, además, quedó en evidencia que TransMilenio aún no cuenta con un equipo de comunicaciones que permita a los conductores de los buses rojos reportar emergencias de forma inmediata a la central. También se notó el atraso vial de 10 años. El alcalde Luis Eduardo Garzón dijo que, por ahora, “hay que rogar a Dios” que no vuelva a llover así. 1-14 BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.