Etanol y babas

Etanol y babas

El PORTAFOLIO de ayer llama la atención sobre los problemas y las demoras que sufre el programa de expansión del alcohol carburante en Colombia. Sólo tienen existencia real las plantas de los ingenios vallunos.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Con seguridad, la mezcla del 10 por ciento de etanol en el combustible automotor a escala nacional no será una realidad en 2007. Hay algunos inversionistas locales y promotores de proyectos, sin poder financiero alguno, que se esfuerzan por darles vida a proyectos agroindustriales con base en la caña de azúcar, en la yuca y en la remolacha. Pero, francamente, el asunto amenaza con naufragar en un mar de babas.

El Ministerio de Agricultura parece un príncipe en audiencia. Sus últimas proyecciones hablan de que en el 2010 habrá casi 50 mil hectáreas de caña panelera dedicadas a la producción de etanol, pero nadie sabe cuál es la hoja de ruta del Gobierno para llegar hasta allá.

El caso más dramático es el de la Hoya del río Suárez. Hay toda suerte de anuncios, de ofertas sin plata sobre la mesa, de grandes expresiones de voluntad, pero la realidad es que no hay un solo proyecto definido, no hay un solo calendario concreto de entrada en operación de alguna unidad productiva en el área.

La comunidad de productores cañeros está llena de descreimiento y de cinismo. Los precios de la panela han mejorado un poco, y ese consuelo, de seguro, no va a durar. La Hoya tiene más de cincuenta mil hectáreas aptas para producir caña, que podrían producir 300 ó 400 mil litros diarios de etanol. Pero falta todo lo demás.

Lo primero que falta es la capacidad de los gobiernos regionales y locales para entender que, a diferencia del Valle del Cauca, es indispensable que los paneleros se hagan parte, como propietarios y no simplemente como proveedores, de uno o varios proyectos agroindustriales. Los campesinos deben organizarse en sociedades de capital o de carácter cooperativo, para que puedan asumir los compromisos productivos y de suministro oportuno de la materia prima. La obligación primordial del Estado es asumir el liderazgo en la organización de la comunidad de productores y ‘maletear’ un proyecto que resulte atractivo a empresarios industriales y banqueros de inversión.

Pero es necesario, además, reconocer que sin aportes de recursos financieros públicos a título de transferencias gratuitas y de inversión física, el etanol del río Suárez será una nueva gran frustración de un montón de gente pobre que podría tener una oportunidad en la vida con el biocombustible.

Los recursos fiscales deben orientarse a mejorar las condiciones agrológicas de la producción de caña y a mejorar la infraestructura vial en la región.

Quienes conocen las condiciones superficiales y geológicas de la región saben que resulta imposible mover las materias primas y el producto final sobre la pobre infraestructura existente. Sin inversión pública, sin asistencia técnica, sin organización comunitaria, no habrá salida.

Hace un año exactamente, el presidente Uribe, con ocasión de la inauguración de la primera planta de etanol en el Valle, le solicitó públicamente a Carlos Ardila Lülle que estudiara las posibilidades de un proyecto de alcohol en Santander, su tierra natal. La gente no conoce el resultado de esa gestión. En el municipio de Güepsa hay una explanada, donde el Presidente puso la primera piedra de una planta destiladora, hace casi dos años. Ahí sigue ese pequeño monumento a la falta de lealtad con la gente.

Es impresionante la ausencia de voluntad y de energía política de la dirigencia santandereana. Los políticos se preocupan más porque algún santandereano ocupe una posición de alto coturno en el Gobierno, que por reclamar que el Estado se haga presente en el río Suárez con obras concretas.

Consultor privado .

"La comunidad de productores cañeros está llena de descreimiento y de cinismo”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.