‘Si no soy un escritor, me muero’

‘Si no soy un escritor, me muero’

Adelaida perdió a su hija en la bomba del DAS de 1989 y con ella su paz. En una casa vieja de Bogotá encontró un niño ciego y un ángel de yeso con el rostro igual al de su niña. A veces sueña con ellos, otras los visita en la casona.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pero hay vecinos que juran que esa vivienda está abandonada hace años, aunque a Adelaida le consta que no. Otros dicen que la casa no está ni en los mapas de Planeación, pero ella hasta escrituras de la casa ha visto...

¿Las ha imaginado? ¿Es un sueño? ¿Un complot? Esta es la trama de Los otros y Adelaida (Alfaguara), la novela de Gonzalo Mallarino que se lanza hoy en la Fundación Santillana y que cierra la saga de los Piñedo. La misma que empezó con Según la costumbre y siguió con Delante de ellas.

Tres libros en poco menos de una década no está mal para un hombre que antes de los 37 años –empezó a escribir a los 38–, era un hombre de negocios exitoso. Un administrador de empresas con un máster en economía, en ruta veloz a la cima. Pero a veces el éxito mata y Mallarino era un próspero hombre triste, al borde de la quiebra, no económica sino mental y espiritual.

Entonces se convirtió en escritor. Así llegaron los Piñedo, y la misma familia que creó, lo salvó. “Si no soy escritor me muero. Me pasé a vivir ahí como diez años”, dice el escritor bogotano.

Durante ese tiempo, cada que caía la tarde en el Gimnasio Moderno, donde fue a trabajar, se reunía con ellos para darles vida. “Dos horas antes de agotarme me dedicaba a escribir. No inventé mucho porque una regla de la novela es la verosimilitud. Lo que pasa son opciones que escogen los personajes. Uno está en sus manos”, dice.

Tal vez por eso Los otros y Adelaida, que empieza como una novela casi policiaca, se va tornando en la historia íntima de una mujer que no puede superar la perdida de su hija en la explosión. Una víctima del dolor que trata de seguir viviendo, de no volverse loca, de reconstruir su mundo afectivo sin el esposo que se fue –aún aturdido por la bomba– que también terminó reventando el matrimonio.

LANZAMIENTO HOY A LAS 7 P.M. EN LA FUNDACIÓN SANTILLANA.

INFORMES: 2573300

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.