Nada que me duermo (parte II)

Nada que me duermo (parte II)

Son las 5 a.m. y las primeras luces del amanecer se dibujan en el cielo para empujar la noche, que cede al milagro de un nuevo día. Esto que parece una frase de libro de autoayuda, le cae como una patada, si ha estado despierto desde las 2 y 30 de la madrugada y no hay esperanzas de volverse a dormir. ¿Cómo va a funcionar en el trabajo? ¿Cómo va a escuchar el próximo regaño matinal del Presidente sin bostezar?

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Pues bien, como sabemos que usted pertenece a la tercera parte de los colombianos que tienen insomnio, despabílese y lea las siguientes recomendaciones.

No a la siesta. Esto empeora el problema. Por más sueño que tenga en el día no duerma. En la noche le será más fácil conciliar el sueño. Además si no duerme en el trabajo su jefe se lo agradecerá.

Tapones. El ruido puede impedir un sueño continuo y reparador. Algunas personas son sensibles incluso a sonidos que otros pueden tolerar. Elimine al máximo las fuentes de ruido ambiental en el dormitorio. Si no hay resultado, el uso de tapones en los oídos, le puede ayudar. Ojo, los ronquidos de su pareja también son ruido ambiental.

Comodidad. Una cama incomoda puede ser la causa de muchos trasnochos. Revise que la suya esté acorde con su sensibilidad, el estado de sus músculos y articulaciones. Ni blanda ni dura. Adáptese, si no duerme no cambie de lugar. Con respeto, recuerde que aún los animales tienden a dormir en el mismo lugar.

Comida ligera. No se acueste con el estómago desocupado, pero tampoco muy lleno. Evite los dulces y el exceso de condimentos antes de ir a la cama. El pan y las frutas dos horas antes caen muy bien, al igual que un vaso de leche tibia. Si su vejiga es inquieta restrinja los líquidos. Verá la alborada desde el wc.

Muévase. El ejercicio en condiciones aeróbicas, media hora diaria, por lo menos cuatro veces a la semana, le ayudan a mejorar la calidad del sueño. Al parecer aumentan las endorfinas que son unas sustancias amigables que lo hacen sentir bien. Hágalo temprano. En la noche una caminadita suave le cae de perlas.

Hacerlo da sueño. No es broma, lo dicen los expertos: la actividad sexual mejora el sueño. Al parecer las hormonas que actúan en esa tarea ayudan a los insomnes. Así que si no tiene inconveniente y sus principios se lo permiten, cumpla con la receta. Procure aplicar el remedio en la casa. Corre el riesgo de quedarse dormido en otra parte.

Lo último. No trabaje en la cama, dese un baño caliente, relájese, apague la mente, no se automedique, consulte un somnólogo. Si no mejora empléese como celador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.