No es solo el cemento

No es solo el cemento

El anuncio hecho por el Gobierno en el sentido de que había llegado a un acuerdo de buena voluntad con la empresa cementera más grande del país para evitar un mayor aumento de los precios de este importante insumo de la industria de la construcción fue presentado como un gran triunfo del Ejecutivo.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Según el acuerdo, Cementos Argos se comprometió a que el precio del bulto esté congelado hasta junio del próximo año en 16 mil pesos, en promedio, y el destiando a la vivienda de interés social se reducirá hasta 10 mil pesos.

“Queremos decir con todo respeto, pero con toda firmeza, que vamos a poner el ojo en el conjunto de insumos de la construcción para que los colombianos tengan el derecho a tener su vivienda”, dijo enfáticamente el ministro Juan Lozano el pasado 24 de octubre. Semejante espíritu de vigilancia no merece sino alabanzas en un sector en el cual otros productos, como el hierro y el ladrillo, han crecido muy por encima del cemento a lo largo de los últimos cinco años, según Camacol.

Por esa razón, confiamos en que la misma diligencia que tuvo el Ministro para morigerar los precios de un bien que participa con el 5,5 por ciento de los costos de construcción de una vivienda sea adoptada por el Gobierno en pleno para darle solución al inmenso déficit habitacional de los colombianos. Ese, y no solo el valor de los materiales de construcción, debería ser el centro del debate. Según el documento ‘Colombia 2019’, de Planeación, aunque en el país existen cerca de 6,4 millones de casas y apartamentos, el déficit de vivienda urbana es superior a 1,5 millones de unidades, sin incluir las más de 800 mil que requieren mejoras sustanciales.

En los últimos años, ese saldo en rojo ha aumentado a razón de unas 91 mil unidades por año.

El déficit lo ‘solucionan’ los colombianos ya sea a través de un mayor hacinamiento en las viviendas existentes o acudiendo a constructores piratas, que venden lotes en la periferia de las grandes ciudades o en zonas de alto riesgo.

Por esa razón, Planeación calcula que, para mantener el faltante actual en los mismos niveles, el país debería contar con un millón de unidades nuevas entre ahora y el año 2010. Lamentablemente, los resultados que tiene el Gobierno para mostrar son insuficientes, particularmente en la llamada Vivienda de Interés Social (VIS), que es adquirida por lo más pobres. Las cifras muestran que, después de llegar a un pico cercano a 50 mil unidades licenciadas para VIS en el 2002, hubo una caída de entre 10 mil y 15 mil unidades por año. Tan solo en los últimos meses ha habido un crecimiento cercano al 20 por ciento en el ritmo edificador, aún muy por debajo de lo necesario.

Prácticamente, todos los estudiosos del tema concuerdan en que la principal dificultad para romper el nudo gordiano de la falta de vivienda tiene que ver con la poca disponibilidad de tierras, que alimentan la ilegalidad y la especulación. Ese diagnóstico quedó claro en un documento aprobado por el Conpes en agosto del 2004, con la participación del presidente Álvaro Uribe, en donde fueron asignadas responsabilidades a diferentes entidades del Gobierno Nacional. Todo este esfuerzo, por supuesto, requiere la colaboración de las alcaldías, pues son las municipalidades las que tienen la sartén por el mango, mediante la definición de sus respectivos planes de ordenamiento territorial. El precio del cemento no es, pues, sino un componente del tema.

El ministro Lozano afirma que está trabajando también en acceso al crédito, condiciones de financiación, subsidios, incentivos tributarios y legalización de las propiedades informales. Esto también es encomiable, pero el Gobierno Nacional y los locales deben proveer tierras e invitar a los constructores a adelantar proyectos. Para ver si el monumental déficit habitacional que aqueja al país comienza, por fin, a disminuir

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.