Fiducia en transferencias: ¿‘mico’ o idea razonable?

Fiducia en transferencias: ¿‘mico’ o idea razonable?

La presencia de un tercero en el manejo de las transferencias –una fiducia– abrió un nuevo debate alrededor de ese proyecto de enmienda constitucional que hace tránsito en el Congreso y que es considerado por el Gobierno como la prioridad de la agenda legislativa.

01 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El pleito en este caso ya no es solo del uribismo y la oposición. Algunos uribistas se sumaron a los opositores.

Se trata de la propuesta de las senadoras Gina Parody y Dilian Francisca Toro (del partido de ‘la U’), para que los municipios que no aumenten su cobertura en salud y educación durante dos vigencias fiscales seguidas, tengan que aceptar que sus transferencias sean manejadas por un encargo fiduciario.

Parody dijo que la fiducia, aprobada la noche del lunes, es una forma de garantizar que los recursos para salud, educación y saneamiento básico, sean invertidos de manera correcta.

Otra cosa piensan los senadores de oposición, y uno que otro uribista, como el curtido conservador Roberto Gerlein, quienes no dudaron en calificar la propuesta de “adefesio”, “mico” y “orangután”.

Gustavo Petro, vocero del Polo Democrático, aseguró que las regiones perderían grandes recursos, porque “toda fiducia cobra una comisión del 7 al 10 por ciento por manejar esos dineros”.

Oscar Darío Pérez, senador de Equipo Colombia (uribista), dijo que “toda figura que busque que el dinero se invierta bien no es mala. La fiducia no puede ser privada y el margen de evaluación no puede ser de dos años, sino de tres o cuatro”, dijo.

Jaime Dussán, del Polo Democrático, dijo que la propuesta es un “favor que ‘la U’ le está pagando a un importante financiador de la campaña (no dijo cuál), que maneja una fiducia”, y que “si las transferencias son manejadas así, no habrá supervisión de la Contraloría”.

“No compartimos una fiducia que afecte un porcentaje de los recursos estatales”, dijo el liberal Camilo Sánchez. “No sé si es un ‘mico’ o un adefesio”, dijo su colega de bancada, Mario Salomón Nader.

“Voy a enviar una carta a la Cámara para que eliminen ese ‘Orangután’ en los próximos debates”, anunció Iván Díaz Mateus, otro conservador.

¿Fiducia o ‘mico’? Difícil poner de acuerdo a todos en el Congreso. Lo más probable es que la propuesta no prospere en los dos debates que tendrá en 15 días en la Cámara de Representantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.