FLOWERS Y EL SÍNDROME DEL ESPEJO RETROVISOR

FLOWERS Y EL SÍNDROME DEL ESPEJO RETROVISOR

La campaña presidencial estadounidense está siendo conducida por los republicanos como el conductor al timón de un veloz carro, en una estupenda autopista, guiándose solo por el espejo retrovisor , es la expresión de un desencantado elector, inscrito pero indeciso, a escasos días de la elección presidencial. La obsesiva presión de funcionarios del Gobierno para acelerar el encuentro de los antecedentes del estudiante de 23 años Bill Clinton, quien por allá a fines de los sesenta evadió la prestación del servicio militar, participó en manifestaciones contra su país en territorio extranjero y visitó a Rusia y Checoslovaquia, ha sido otro de los pasajes del síndrome del espejo retrovisor .

19 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

Sin embargo, cuando el conteo regresivo de las postreras dos semanas está descontando horas, aquella franja de votantes indecisos, que ya transitaron de la atonía a la perplejidad, han pasado ahora a la exigencia como ocurrió el pasado jueves en el curso del debate presidencial de programas y hechos que enfrenten sin más dilación el presente y el futuro de la nación estadounidense.

Para cerrar la semana, el espejo retrovisor volvió a aparecer con un picante, divertido y peligroso replay del escándalo sexual que en enero de este año estuvo a punto de hacer naufragar la candidatura demócrata de Clinton, cuando el sensacionalista tabloide Star publicó las confesiones de una funcionaria estatal del estado de Arkansas, Gennifer Flowers, en el que detalló las pintorescas piruetas de alcoba que durante mucho tiempo realizó con el gobernador.

La señorita Flowers, una rubiecita menuda de 42 años, residenciada en Dallas desde cuando perdió a fines de enero su trabajo estatal en Arkansas, por no asistir al trabajo durante tres días, mientras disfrutaba de la popularidad que la rodeó después de sus tórridas declaraciones, decidió, en vísperas de la elección, revender sus memorias a la revista Penthouse.

Como quiera que el número (vale aclarar, el número de la revista), corresponde al mes de diciembre, una copia pirata de las 13 páginas de la entrevista se regó clandestinamente, a lo largo y ancho de la nación, a través de cientos de fax, echando sal en la herida abierta sobre la personalidad de Clinton, por los incisivos jabs (pinchazos) del presidente Bush y el vicepresidente Quayle, que han insistido en que el gobernador Clinton tiene dificultad para decir la verdad.

Si las fotos de la revista aparecen explícitas, el texto lo es mucho más. The Washington Times indica que la mayor parte del artículo está dedicado a vivas descripciones de la Flowers, acerca de sus relaciones sexuales con el gobernador, incluyendo frecuencia, posiciones, técnicas y nombres que usaban para describir partes de su cuerpo .

Lo delicado del caso es que las experiencias relatadas, suceden, según la damita, en la época en que Clinton es casado y se desempeña como fiscal general de su estado. La afirmación más grave señala que en diciembre de 1977, como consecuencia de uno de sus ardorosos malabares con Clinton, se le desajustó el diafragma y a consecuencia de ello resultó embarazada. Según su historia, abortó en febrero de 1978.

La revista Penthouse, que en ocasión anterior hizo renunciar a la primera Miss Estados Unidos negra, cuando publicó fotografías de la soberana en almendra , retozando con una compañera en claras poses lesbianas, promete que en esta ocasión romperá el record de venta de la edición.

Ante la perplejidad de que semejante bomba se haya anunciado justamente en la semana anterior a la elección, el editor de la revista afirma que lo hace para que después no lo culpen de no dar tiempo y oportunidad al candidato demócrata para defenderse.

Como epílogo de la historia, y para demostrar que la señorita Flowers no conduce sus asuntos con espejo retrovisor , ella confiesa que votará por él. ( Qué detallazo!).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.