REFORMA AGRARIA: PAGUE UNA HECTÁREA Y LLEVE DOS

REFORMA AGRARIA: PAGUE UNA HECTÁREA Y LLEVE DOS

Aunque en América Latina los procesos de reforma agraria entraron en desuso desde hace 17 años, el Gobierno colombiano presentó al Congreso un nuevo proyecto de ley que reemplazará a la fracasada reforma de 1989. La iniciativa incluye subsidios directos de hasta el 50 por ciento del valor del predio que se le otorgue a cada usuario, así como la constitución de oficinas inmobiliarias con las que intensificará la oferta y la demanda de tierras.

19 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

La propuesta contempla modificaciones a la forma de pago del otro 50 por ciento del valor de la tierra que no será subsidiado, y flexibiliza los requisitos para que los campesinos se conviertan en propietarios.

EL TIEMPO da respuesta a una serie de interrogantes sobre la forma como se realizará el proceso de reforma agraria, en caso de que el proyecto sea aprobado por el Congreso. Quiénes tienen derecho al subsidio? Los hombres y mujeres campesinos sin tierra o propietarios de predios cuya superficie sea inferior a una Unidad Agrícola Familiar (AUF). Es indispensable que el aspirante haya cumplido 16 años y sea jefe de hogar o víctima de la violencia. Un ex guerrillero puede tener acceso al subsidio para compra de tierra? Sí. Pero debe someterse a las condiciones exigidas por la ley, es decir, las mismas que rigen para el resto de los campesinos. Qué es la Unidad Agrícola Familiar y quién determina su extensión? La UAF es la cantidad mínima de tierra con la que un campesino puede obtener ingresos para atender las necesidades básicas, más un excedente capitalizable que permita la formación de patrimonio familiar. La extensión de la UAF es determinada por la junta directiva del Incora, y puede ser igual o diferente en cada región. El subsidio del 50 por ciento ofrecido por el Gobierno hay que devolverlo después de un tiempo? No. Este dinero equivale a un regalo del Estado y por lo tanto no es reembolsable por parte de los campesinos. Un minifundista que quiera agrandar su propiedad tiene derecho al subsidio del 50 por ciento? Si, pero únicamente por la extensión que le haga falta para completar la Unidad Agrícola Familiar dispuesta por el Incora en la respectiva región.

Por ejemplo: si un campesino de Boyacá tiene dos hectáreas y quiere comprar ocho más, pero la unidad mínima en esa zona es de cinco hectáreas, el Incora le ayudará con el 50 por ciento de lo que cuesten las tres hectáreas que le hacen falta para completar las cinco de la UAF. Las otras cinco tendrá que pagarlas con recursos propios o crédito comercial. El subsidio se otorga de acuerdo con el precio pactado entre el vendedor y el comprador? No en todos los casos. El Incora es el que decide si el precio corresponde al valor de la tierra en la respectiva región. En caso de que el Instituto considere que el costo es exagerado, entonces le fija un precio ajustado a la realidad y sobre esa base otorga el subsidio. Una persona que se haya beneficiado del subsidio puede vender o arrendar el predio? Solo lo podrá hacer cuando haya terminado de pagar el 50 por ciento restante, es decir, a los 15 años de haber recibido el bien. De lo contrario, tiene que devolver la plata del subsidio, al valor presente, en un plazo máximo de diez años. Igual sucede si se descubre que incurrió en falsedades para acreditar los requisitos previos a la asignación de la subvención. Cuál es el trámite para la obtención del subsidio? Después de identificado el predio por parte de los campesinos y de haber hecho los primeros contactos con el propietario, es necesario informar al Incora, para que se practique una visita y se emita concepto favorable para adquisición del mismo, con lo cual se procederá a autorizar el subsidio. Cómo se pagará el otro 50 por ciento que no es subsidiado por el Incora? Con crédito especial a 15 años y un período de gracia correspondiente a los tres primeros años. Los recursos serán suministrados por Finagro y la entidades bancarias en las que el Estado tenga participación. Estas deberán invertir anualmente, hasta el año 2000, un porcentaje de su capital pagado y reserva legal establecida por el Gobierno, pero la sumatoria de inversiones no podrá ser inferior al 0.5 por ciento del presupuesto general de la Nación. Hay algún límite para la extensión de tierra que el campesino quiera comprar? No. El usuario puede comprar la tierra que desee, pero el Incora podría negar o reducir el monto del subsidio, debido a que ese campesino sería considerado como una persona relativamente pudiente. Dónde se va a hacer reforma agraria? Habrá dos tipos de zonas. Una es la denominada zona de reforma agraria la cual será seleccionada por el Incora. Allí se podrán realizar procesos de enajenación voluntaria, expropiación, negociación directa y subsidio para compra de tierras.

En la segunda clasificación aparecen las zonas de desarrollo, las cuales también serán seleccionadas por el Incora, pero en ella solo se podrán realizar programas de otorgamiento de subsidios por negociación directa. En estas áreas no habrá lugar a acciones de expropiación en caso de que no haya acuerdo entre el finquero y los campesinos. Cómo va a funcionar el servicio inmobiliaria rural? El Incora establecerá oficinas inmobiliarias en donde sea necesario, para que estas obren como corredores en la anajenación de predios aptos para el cumplimiento de los programas de reforma agraria. Las regionales del Instituto recibirán en consignación los inmuebles que se ofrezcan en venta voluntaria, para luego hacer la inspección requerida. Un campesino puede ir al Incora a que le informen sobre los predios que hay en oferta? Ese es el objetivo central de las inmobiliarias. De esa manera, los predios ofrecidos ya cuentan con el aval del instituto, lo que facilita la aprobación del subsidio. En qué casos se decreta la expropiación? Cuando el propietario no acepte la oferta de compra hecha por el Incora. Sin embargo, este procedimiento solo se podrá realizar en los territorios que no hayan sido declarados como zonas de desarrollo. Cuál va a ser la forma de pago de los predios? El 50 por ciento del avalúo se pagará en bonos agrarios y el resto en efectivo. Este sistema rige para los negocios en que ha habido acuerdo entre el propietario y los campesinos. Cuando no hay arreglo entre las partes y el Incora tiene que intervenir, el predio se pagará de la siguiente manera: 30 por ciento del avalúo en dinero en efectivo y el 70 por ciento restante en bonos agrarios. Las expropiaciones se pagarán en bonos agrarios en su totalidad. Qué va a pasar con los baldíos? Estos predios serán otorgados a los campesinos que estén en posesión de ellos. Es decir, que es indispensable la ocupación previa. Entre las personas que pueden recibir este tipo de tierras se incluyen las fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro. Se elimina la adjudicación de sabanas de pastos naturales en los Llanos Orientales. (RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.