Secciones
Síguenos en:
PROCURADURÍA CUESTIONA LA ACTITUD DEL SENADO

PROCURADURÍA CUESTIONA LA ACTITUD DEL SENADO

La Procuraduría General de la Nación cuestionó ayer las reservas que el Senado de la República le hizo a la aprobación del Protocolo II de Ginebra, al considerar que esas observaciones afectan gravemente ese instrumento internacional. El Senado, al aprobar la ratificación de Colombia al Protocolo II, realizó observaciones sobre el status que podía adquirir la guerrilla, la participación de otros Estados o de organismos internacionales en el conflicto colombiano y sobre la determinación de objetivos militares.

El Ministerio Público sostiene que las reservas que le impuso el Senado al Protocolo son inaceptables, toda vez que limitan sus alcances.

En una carta a los miembros de la Comisión Segunda Permanente Constitucional de la Cámara, la Procuraduría dice que el espíritu fundamental del Protocolo esta en que este logra la separación entre combatientes y no combatientes.\ Además, garantiza la protección de las víctimas de los enfrentamientos violentos de carácter civil.

La formulación de reservas a un tratado humanitario o de derechos humanos implica no solo desconocimiento de lo más entrañable de la tradición normativa internacional, que concierne a la defensa de la vida (...), sino que también y sobre todo, falta de voluntad política , sostiene la Procuraduría.

Según el organismo fiscalizador, acoger ese Protocolo con reservas debilita sus aspectos humanizadores, oscurece la voluntad política del Estado colombiano en el campo de los derechos humanos y del derecho humanitario, y entraba sin justificación alguna el proceso de paz entre el Gobierno y los alzados en armas, que tiene en el Protocolo II uno de sus recursos más útiles y valiosos .

El Ministerio Público sostiene que las reservas que le impuso el Senado al Protocolo incurren, además, en errores jurídicos y confusiones políticas, porque desconocen las leyes y costumbres de la guerra.

La carta dice, también, que la reserva que le impuso el Senado al Protocolo II, y según la cual, la firma del instrumento internacional no confiere status de beligerancia a la guerrilla es una observación que no tiene mayor valor.

Los convenios de Ginebra y sus protocolos -sostiene la Procuraduría- no internacionalizan los conflictos armados internos, ni desligitiman a los gobiernos, ni legitiman a la guerrilla, ni modifican las instituciones... .

El Ministerio Público, también, ataca la tesis según la cual el Gobierno está en libertad de señalar cuáles son los objetivos militares y cuáles no.

Si el Estado está realmente decidido a humanizar el conflicto armado interno mediante la aplicación del derecho de Ginebra, debe someterse a la disciplina de las reglas del combate civilizado en materia de objetivos militares, medios y métodos de lucha .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.