Secciones
Síguenos en:
LOS GRANDES INVENTOS

LOS GRANDES INVENTOS

1. El tren: 600 años de progreso. El transporte sobre rieles, verdadero origen del ferrocarril moderno, es bien antiguo. Se tiene conocimiento de que desde el siglo XIV se empleaban vagones rudimentarios sobre rieles de madera, tirados por caballos. Su uso era, en ese entonces, exclusivamente para sacar mineral de las minas en varios países de Europa.

Parece ser que en 1602 aparecen los primeros rieles específicamente para guiar ruedas en las minas de la región de Newcastle, Inglaterra.

Los rieles de hierro (ferro=hiero y carril=vía) no llegaron hasta 1728 cuando se usaron por primera vez en Cumberland, Inglaterra.

Como ustedes ven, desde el siglo XVII ya se perfilaba este país insular como el pionero del transporte por ferrocarril. El progreso subsiguiente confirma este hecho. Hasta 1903, el ferrocarril era de uso privado, en las minas de hierro, carbón, etc.

Inicialmente, el transporte público de mercancías tuvo lugar (siempre en Inglaterra) con vagones tirados por caballos que recorrían unos 15 kilómetros, al sur de Londres.

Tres años más tarde, se inauguró la primera línea de transporte de pasajeros en vagones que aún eran tirados por caballos (Gales del sur). Casi simultáneamente, en 803, Richard Trevithik construyó la primera locomotora de vapor en Coalbrookdale (centro de Inglaterra) y al año siguiente (21 de febrero de 1804), después de ensayos concluyentes, la locomotora circuló en un trayecto de 15 kilómetros llevando carga equivalente a 600 toneladas, y hasta se le incluyeron algunos vagones primitivos para transporte de pasajeros. Su velocidad era de 20 kilómetros por hora con los vagones vacíos y de ocho kilómetros por hora cuando iban llenos.

Tengan en cuenta también que Trevithick no sólo inventó la locomotora, sino también máquinas a vapor de alta presión y varios prototipos de automóviles de vapor. En 1912 el británico Blenkinsop diseñó las primeras locomotoras fabricadas en serie y en 1825 George Stephenson, poniendo a prueba una visión extraordinaria, ideó el verdadero sistema ferroviario que existe hasta nuestros días, con una red de carrileras, cruces, estaciones y todo lo demás. La locomotora que inventó en 1829 fue la primera para gran velocidad; se llamaba Rocket (Cohete) y corría vacía a 56 kilómetros por hora. Llevando carga, su velocidad era de 26 kilómetros por hora.

2. Tecnología avanzada.

La compañía Japonesa de Ferrocarril puso en servicio en 1964 la primera línea de alta velocidad inaugurando el trayecto entre Tokio y Osaka (515 kilómetros). La velocidad máxima de estos Shinkansen (trenes bala) es de 270 kilómetros por hora desde 1992.

En 1967 principiaron en Francia los estudios para la creación de su TGV (Tren a gran velocidad) que actualmente hace largos recorridos en Francia, de sur a norte y de este a oeste. Empleando turbinas de gas, estos trenes alcanzan una velocidad de 318 kilómetros por hora desde 1972. Para no dejar inconcluso este relato, en la próxima columna comentaremos acerca de los llamados aerotrenes y trenes sobre banda magnética previstos para 1997.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.