ASESINAN AL CONGRESISTA ARLÉN URIBE

ASESINAN AL CONGRESISTA ARLÉN URIBE

Por segunda vez la Universidad de Medellín fue escenario del asesinato de un congresista. El año pasado sicarios dieron muerte allí al senador Darío Londoño Cardona. Ayer la víctima fue el representante a la Cámara Arlén Uribe Márquez.

20 de septiembre 1994 , 12:00 a.m.

En el atentado que le costó la vida a Uribe fue muerto también su conductor Gustavo Adolfo Ortiz, un hombre humilde que trabajaba para el parlamentario hace apenas dos meses.

Uribe, de 34 años, fue atacado por los homicidas cuando salía de dictar una clase de derecho constitucional.

El gobierno ofreció ayer una recompensa de 50 millones de pesos a quien dé información sobre los autores del crimen.

Dentro del deteriorado panorama de orden público que se vivió ayer en el país se registró también la muerte de seis soldados en combates en la región de Urabá.

En la Universidad de Medellín y a cincuenta metros del lugar donde hace diez meses fue asesinado el senador Darío Londoño Cardona, presuntos integrantes del comando Mártires de la Clase Obrera , del Ejército de Liberación Nacional, Eln, dio muerte ayer al presidente de la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, José Arlen Uribe Márquez.

En el ataque también murió el conductor y escolta del congresista, Gustavo Adolfo Ortiz Marín, de 25 años.

El crimen se suma al secuestro, el sábado pasado, del también representante a la Cámara, Juan Ignacio Castrillón, y del candidato a la Asamblea de Antioquia, Alberto Builes Ortega.

En un comunicado que hicieron llegar a la cadena Caracol en Medellín, el comando de la Unión Camilista-Eln se atribuyó el asesinato y lo acusó de ser vocero de grupos paramilitares del Cartel de Cali, y de agrupaciones como Muerte a Jaladores de Carros (Majaca), y Colombia sin Guerrillas (Colsingue).

El ELN dice en su comunicado que Uribe se distinguió en la Cámara de Representantes por ser uno de los políticos más corruptos , lo responsabilizó de compra de votos y de haber ordenado el asesinato de varios dirigentes de su grupo político, el Directorio Liberal Popular. También, el grupo subversivo acusó al congresista de haber fundado el grupo Perseguidos por Pablo Escobar, Pepes, junto con Fidel Castaño y el coronel Hugo Martínez Poveda, ex jefe del Bloque de Búsqueda.

Pese a que el crimen de Londoño Cardona también se lo adjudicó la Unión Camilista del Eln, ninguna autoridad se atrevió a relacionar los asesinatos.

El atentado ocurrió aproximadamente a las 8:05 de la mañana, después de que Uribe había terminado de dictar su cátedra de Derecho Constitucional Colombiano a los estudiantes de Derecho del centro universitario, ubicado en la carrera 87 con calle 30, en el suroccidente de la ciudad.

Versiones de testigos y las autoridades coinciden en que en el atentado participaron más de seis personas que se dividieron en dos grupos dentro del claustro.

El carro del congresista, un Mazda Matsuri vinotinto, de placas LAG 178, estaba en el parqueadero de la universidad cuando Uribe salió de clase. El congresista conversó un rato en la cafetería con profesores y luego se subieron al carro con su conductor.

Uno de los grupos de terroristas, disfrazados de limpiadores y cortadores de césped, activó un petardo de aproximadamente cinco kilos de dinamita en el vehículo Renault 6 verde, de placas KCF 841, que se encontraba en el parqueadero, mientras el otro grupo esperaba en la portería el paso del vehículo en el que viajaba Uribe.

Según testigos, contra el congresista dispararon seis hombres que se movilizaban en un Montero Mitsubishi verde de carpa negra, de placas KEI 244, el cual fue abandonado posteriormente en un parqueadero de la carrera 110 calle 34, sector de Belencito, al occidente de Medellín. El automotor había sido robado la semana pasada de los parqueaderos de la Universidad de Antioquia y las placas pertenecen a un vehículo hurtado hace 2 años.

En las afueras de la universidad y cerca al lugar de los hechos, las autoridades encontraron la bandera roja y negra del Eln.

Yo estaba escuchando música en el carro en el que estaba la bomba . Estaba esperando a una compañera. Me pareció raro que no llegara porque ya eran las ocho. Me fui a la cafetería, a 50 metros de donde estaba el carro. Ya había recorrido unos 20 cuando estalló el petardo y luego escuchamos un tableteo en la puerta de salida -dijo un estudiante de Derecho quien por unos segundos se salvó de morir.

El Renault pertenecía a Luz Adriana Gómez, empleada de una entidad de ahorro y estudiante de Derecho de la universidad.

Pasada la confusión, los estudiantes salieron al parqueadero y vieron a Uribe y a su conductor gravemente heridos. Llevémoslo que todavía está vivo , dijo uno. Hicieron al conductor a un lado y en el mismo vehículo trasladaron a los heridos al Hospital General.

Según el parte médico expedido por el Hospital, los heridos ingresaron ya sin vida a las 8:15 de la mañana con múltiples heridas de arma de fuego en el cráneo, tórax y otras partes del cuerpo. La Policía Metropolitana informó que Uribe recibió 6 impactos de arma automática calibre 9 milímetros, cuatro en la cabeza y dos en el tórax, mientras su conductor recibió quince.

El cadáver de Uribe fue llevado al recinto de sesiones de la Asamblea de Antioquia, donde permanecerá en cámara ardiente hasta las cuatro de esta tarde de hoy, cuando se cumplan sus honras fúnebres, en el cementerio Campos de Paz de Medellín.

Uribe: joven y batallador Uribe siempre trabajó con Vásquez Velásquez, y al asumir éste como Procurador, asumió la presidencia de la colectividad. Precisamente, ayer el directorio político le preparaba un homenaje por su nombramiento como presidente de la Comisión I de la Cámara y sus servicios al directorio.

Uribe nació hace 35 años en Salamina, Caldas. Con sus padres, Arlén Uribe Suárez, ex funcionario del Tribunal Superior de Medellín, e Inés Márquez, y su hermano Carlos Alberto, se vino a terminar sus estudios en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín.

En febrero de 1983 terminó sus estudios de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín. Posteriormente, se especializó en derecho comercial en los Estados Unidos.

Además de profesor universitario en las facultades de Contaduría y Derecho de la Universidad de Medellín, de la Universidad Cooperativa de Colombia y de la Escuela de Administración y Finanzas (Eafit), se desempeñó como funcionario de la rama jurisdiccional, secretario de Gobierno de Medellín, director de Metroseguridad, personero municipal, director jurídico de la Contraloría de Antioquia, director del departamento jurídico del Banco Popular y auditor de las Empresas Públicas de Medellín.

Fue concejal de Medellín, diputado a la Asamblea de Antioquia y desde hace cuatro años Representante a la Cámara. En el Congreso se dio a conocer por joven y polémico. El año pasado fue reconocido como Representante Estrella.\ Su primer debate fue en el año de 1992, sobre la verdad del Metro de Medellín. Ese mismo año participó activamente en los debates a la nueva ley de televisión, al sector eléctrico, en el de la modernización del Estado y los diálogos regionales. Así mismo, actuó en los debates a los decretos de conmoción interior del gobierno nacional e hizo observaciones a la Ley 85 o nuevo Código de Procedimiento Penal.

Le sobreviven su esposa Gloria y sus dos hijos, Daniel Felipe y Natalia.

ANALISIS Con el asesinato ayer en Medellín del Representante a la Cámara Arlen Uribe son dos los congresistas muertos violentamente, que tuvieron injerencia en la tramitación de la última reforma al Código de Procedimiento Penal.

Darío Londoño Cardona murió el 7 de noviembre pasado, luego de un atentado en las instalaciones de la universidad donde dictaba clases. Diez meses después se produce el crimen de Uribe, en circunstancias similares.

Y como si las dos anteriores coincidencias fueran poco, el proscrito ELN se atribuyó las muertes casi inmediatamente después.

Qué hay detrás de todo? Es lo que tiene investigar la Fiscalía, que al parecer poco o nada ha logrado aclarar en torno al caso Londoño. Las pesquisas se han dirigido a establecer la autenticidad del comunicado en que el ELN se atribuyó el asesinato de Londoño.

El grupo subversivo, entre otras razones, habría dado muerte a Londoño por su participación como ponente de la ley de orden público.

Sin embargo, en el caso de Arlen Uribe éste fue uno de sus más vehementes críticos de esa ley.

Hay quienes consideran que la atribución de ambos asesinatos por parte del ELN no es más que un distractor de las investigaciones.\ Cada vez cobra más fuerza entre los analistas la teoría de que los dos asesinatos pueden tener origen en el trámite de la ley 81, que reformó los mecanismos de la política de sometimiento a la justicia y dejó a discrecionalidad del juez las rebajas de penas por confesión y colaboración. En su momento se dijo que dicha ley había sido hecha prácticamente para facilitar la entrega de los capos del cartel de Cali.

Según las hipótesis, los dos crímenes podrían se expresión del rechazo de un sector del cartel de Medellín al papel de ambos parlamentarios en el trámite de la ley 81.

También podría provenir del cartel de Cali, al no quedar conformes con lo que sus jefes querían fuera establecido en la ley.

Otra posibilidad que se analiza en el caso de Uribe es la participación en el asesinato de sectores de justicia privada que al atribuirle el hecho al Eln buscarían torpedear un eventual proceso de paz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.