Secciones
Síguenos en:
FIEBRE DE FUSIONES

FIEBRE DE FUSIONES

Más de cincuenta grandes empresas colombianas han aprovechado la apertura económica para fusionarse con otras o hacer alianzas estratégicas. Estos negocios han permitido en los dos últimos años la movilización de más de un billón de pesos. Abarca a sectores como el financiero, asegurador, telecomunicaciones, industria, farmacéuticos y comercio.

El boom de las fusiones que vive el país tiene sus razones. Los argumentos a favor van desde la racionalización de costos, disminución de impuestos, aumento de la productividad, hasta los relacionados con la necesidad de consolidarse en el mercado optando por un mayor tamaño.

A nivel internacional, el tema es uno de los acontecimientos económicos más importantes de los últimos años y mueven gigantescas cifras en las bolsas de valores.

Muchas empresas colombianas se han integrado a otras para ganar mercado. Otras hacen alianzas estratégicas.

La ola de fusiones empresariales que recorre el mundo llegó a Colombia: en los dos últimos años cerca de cincuenta empresas nacionales y extranjeras han buscado ganar participación o mayor competitividad a través de esta fórmula.

Las operaciones han movilizado cerca de un billón de pesos -más del dos por ciento del PIB nacional- y en la lista se incluyen bancos, aseguradoras, compañías de publicidad, laboratorios farmacéuticos, empresas de informática y telecomunicaciones, entre otras.

Las fusiones logran aumentar la productividad, reducir costos financieros y operativos y adoptar tecnologías para competir eficientemente en los mercados nacionales e internacionales.

Pero las ventajas no son sólo desde el punto de vista de mercado. Muchas empresas han decidido unirse con sus filiales, porque les significa ahorrar dinero, entre otras cosas por menores impuestos.

Hay quienes opinan que un mayor tamaño es más importante para consolidarse . Sin embargo, existen efectos negativos como la pérdida de empleos, -que ya es alta en algunos casos- y la creación de monopolios.

En Estados Unidos la fiebre de fusiones comenzó desde la década pasada, y ha llegado a tal punto su evolución que ya en los mercados de valores es frecuente el tema, por las grandes cifras que se mueven. Incluso se han creado compañías intermediarias que se encargan de contactar a vendedores y compradores de empresas, hacen los estudios y ultiman los detalles.

Las estrategias para fusionar empresas varían de acuerdo con el ingenio de los negociadores y se realizan por compra directa o absorción de filiales. En el primer caso está el famoso abrazo del oso , que consiste en asediar directamente al presidente de la empresa que está va en picada , para lograr su venta. Si no cede, se comienza a fustigar a algunos de los accionistas con ofertas irrechazables hasta lograr su ablandamiento.

Esta táctica fue utilizada recientemente por la General Electric en su intento por absorber a la Kemper, una aseguradora de alto prestigio en el mercado americano.

En este caso la oferta se hace directamente y no a través del mercado de valores, lo que reduce los costos de la operación. El negocio es tan bueno que ya existen profesionales dedicados exclusivamente a buscar empresas con problemas financieros, que resulten atractivas al mercado, para presionar su venta.

Entre hermanas En Colombia los casos de fusión han comenzado por absorción de filiales. Hace algunos años las empresas creaban otras satélites para reducir impuestos.

Sin embargo, una reforma tributaria unificó las tasas impositivas para las sociedades, y ahora resulta más oneroso tener filiales.

La sociedad absorbente o la nueva que surge de la fusión, responde por los impuestos, anticipos, retenciones, sanciones eintereses y demás obligaciones tributarias de las sociedades fusionadas o absorbidas , estableció la Ley 6 de 1992.

Aunque ha estado contenida en el Código de Comercio desde 1971, la figura jurídica de la fusión (propia o por absorción) sólo entró en verdadero auge en los últimos tres años. Los empresarios comenzaron a sacarle provecho, al igual que a otras figuras como la escisión .

En cuanto a fusiones entre filiales, hay suficientes ejemplos. En diciembre de 1992, Confecciones Leonisa S.A. absorbió a Textiles Formaflex, compañía independiente pero de la misma organización. Esta filial se dedicaba a la producción de materia prima (encajes y telas elásticas) para Leonisa.

El objetivo de la fusión fue optimizar el trabajo, reducir costos, buscar mayores niveles de eficiencia y coordinación administrativa. Formaflex pasó a ser una división más de Leonisa.

En el sector financiero las fusiones se presentan desde 1992 cuando el Banco Comercial Antioqueño absorbió al Santander, con lo cual aumentó sus activos en 35 por ciento. Según el presidente de Bancoquia, Jorge Julián Trujillo, el primer año fue traumático pero con el tiempo se ha ganado en eficiencia. Posteriormente el Banco de Bogotá hizo lo mismo con el del Comercio.

Esta primera experiencia fue traumática en un comienzo ya que se presentaron problemas de carácter laboral por las diferencias existentes en el clima organizacional y las convenciones colectivas de estas empresas.

Aunque Paulina Giraldo, gerente de comunicaciones de AT&T para Colombia -que se fusionó hace tres años con NCR- considera que al principio son muchos los obstáculos por las diferencias entre las empresas la idea es trabajar como hermanos; cada uno es distinto pero no por eso se dejan de ayudar .

En el caso de multinacionales Basf Química de Colombia utilizó esta operación con una de las filiales, la sociedad Glasurit dedicada a la producción de pinturas. Glasurit es ahora una división más del grupo. Este mismo proceso se cumplió con Glasurit en Brasil.

Industrias Inextra hizo lo propio con Norwich Colombiana y sus activos suman 27.638 millones, mientras Asea Brown Boveri tomó posesión de la ABB-TPL Productos Eléctricos con lo cual sus activos sobrepasaron los 15.000 millones de pesos.

Entre las agencias de publicidad se ha vuelto común esta práctica. Por ejemplo Puma absorbió a F.C.D. y Thompson hizo lo mismo con Atlas. En opinión de Cristian Toro, de la firma Toro Publicidad, la tendencia de las empresas es alinear las ventas para conservar el mercado .

El año pasado Icollantas absorbió a la Productora Nacional de Llantas y consolidó unos activos por 77.149 millones.

De igual manera, el año pasado Preparaciones de Belleza S.A. (Prebel) absorbió a Panamericana de Servicios Ltda. y a Productos de Belleza S.A. (Probelleza) y sus activos después de la fusión llegaron a 6.834 millones.

También el grupo Lloreda comenzó a recogerse . Lloreda Grasas absorbió a Velmar Acegracol y consolidó un patrimonio de 111.405 millones mientras que Lloreda Jabones y Glicerina hizo lo propio con Jabonería La Insuperable y su patrimonio sumó 23.464 millones.

En el sector comercial, Cacharrería La 14 absorbió a la Arrendadora C.S.C. y su patrimonio llegó a 45.732 millones de pesos, mientras que Dalhom fusionó a Dalcop y Dalher y sus activos alcanzaron los 5.408 millones.

Hace poco más de un año las Corporaciones Financiera Nacional y Suramericana se fusionaron para dar paso a la mayor corporación financiera del país, Corfinsura. Ahora, fusionada, la Corporación registró utilidades por 14.388 millones de pesos en el primer semestre del presente año.

Dentro del mismo grupo de empresas del sindicato antioqueño, también en noviembre del año pasado, se fusionó la Compañía Suramericana de Arrendamiento Financiero Leasing S.A. -Suleasing- con Leasing Corfinal S.A. -Corfileasing-. La compañía resultante conservó el nombre de Suleasing y con activos superiores a los 110.000 millones de pesos y un patrimonio que supera los 17.000 millones.

También Coltefinanciera, de la Organización Ardila Lulle, se fusionó con la filial Colteleasing, el año pasado. Según Jorge Alberto Acosta, presidente de Coltefinanciera, el proceso ha arrojado resultados favorables. La operación fue fácil de realizar, pues se trataba de dos entidades hermanas. El resultado es favorable pues podemos bajar los costos de captación y ser más eficientes .

Grandes y chicos Pero las fusiones no se dan sólo entre filiales. También se han practicado en los últimos meses entre compañías ajenas. El caso más reciente entre competidores es el de Cadenalco y Pomona. Con la fusión el patrimonio pasó a 50.125 millones y seis meses después, a junio del 94, asciende a 52.492 millones de pesos.

Aunque la compra directa ha sido menos utilizada, fue la fórmula a través de la cual Enka de Colombia adquirió la mayoría de las acciones de Polímeros Colombianos, empresa del grupo Coltejer. Así, el pez grande se comió al más chico, aunque todo porque Coltejer decidió, después de muchos intentos por reactivar a Polímeros, ofrecerla a Enka en opción de compra.

Para Alvaro Concha Maldonado, presidente de Enka, la operación garantizó el mantenimiento de empleo a la vez que le permitió adquirir un mercado cautivo.\ Actualmente Tecnoquímicas adelanta la compra de las acciones del Banco de Colombia en laboratorios Ofa y Calox.

Las escisiones, aunque menos frecuentes, también se han presentado.\ Cervunión que a comienzos del año se integró con tres de sus filiales, la Distribuidora Unión Papeles y Edificaciones S.A., Ganadería e Inversiones Unión S.A. y Unión de Valores S.A., recientemente decidió escindirse para definir su negocio. Por un lado, seguirá produciendo cerveza a través de Cervunión y manejará las inversiones con la Unión de Valores.

Otro caso es el de Simesa, que acaba de escindirse con Siminera y Avesco, que separó el negocio de las comidas con el de las inversiones.

Alianzas Muchas otras empresas han optado por realizar alianzas con sociedades afines.\ Los casos más comunes se han registrado con empresas latinoamericanas, especialmente de Venezuela y Ecuador. Por ejemplo, la Compañía Nacional de Chocolates realizó acuerdo de complementación de mercados con firmas de Venezuela (Mavesa y Frito-Lay).

También selló un convenio con el grupo chileno Lucchetti y en su agenda tiene nuevos convenios con empresas de Argentina, Bolivia, México (con la compañía Maizora) y Ecuador.

Igualmente Suramericana de Seguros entró desde este mes en sociedad con la Makro, compañía aseguradora de Ecuador y con Sodexo, una empresa de alimentación y servicios de Francia.

Por su parte, Alpina hizo una alianza estratégica con Plumrose para distribuir productos en Venezuela. Igual situación se dio con Colombina que se alió con Kraft; Rica Rondo con Zulia Láctea y Noel recientemente tomó la distribución y representación exclusiva de Heinz.

Actualmente se estudian las fusiones de Carvajal S.A., con Impresión de Publicaciones; en el grupo Mayaguez las uniones de N. Hurtado y Compañía con Central Doña Ana, Inversiones Holguín Hurtado y Distribuidora Doña Ana. Así mismo, la escisión de Hoechst y Agrevo.

Fusiones que cuestan * El más reciente proceso de fusión a nivel internacional se registró hace dos semanas en Estados Unidos, cuando la Home Products compró a laboratorios Cyanamid por 9.700 millones de dólares, cifra que resulta 20 veces el valor de las ganancias esperadas para este año.

* La guerra en el área farmacéutica es tal, que se estima que para finales de este siglo sólo 10 grupos dominarán este mercado, que puede estar alrededor de 20.000 millones de dólares. Por eso este ha sido uno de los sectores donde más fusiones se han dado.

* En telecomunicaciones las cifras que se mueven son descomunales. Por ejemplo, la Bell Atlantic compró Tele-Communications and Liberty Media por unos 33.000 millones de dólares, conformando así uno de los más importantes grupos de telefonía celular.\ n* En el caso de AT&T, las operaciones no han sido menos importantes: hace tres años compró la NCR -productora de registradoras- y recientemente adquirió a la MacCaw Cellular.

* En Latinoamérica, una de las fusiones más grandes se registró con la compra que hizo el Grupo Cisneros, de Venezuela, de una comercializadora de Puerto Rico por un valor cercano a los 400 millones de dólares.

* El año pasado las compañías de Estados Unidos realizaron 24 grandes procesos de fusiones y adquisiciones dentro y fuera del país.

(VER RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.