Secciones
Síguenos en:
CRÉDITO UPAC: MÁS HACIA EL TECHO QUE HACIA EL PISO

CRÉDITO UPAC: MÁS HACIA EL TECHO QUE HACIA EL PISO

En el vigésimo segundo cumpleaños del sistema Upac, y después de haberse modificado en 22 oportunidades la fórmula de cálculo de la corrección monetaria, la junta directiva del Emisor decidió atar su evolución al comportamiento de la tasa de interés del mercado. La decisión se fundamentó en varias razones. En primer lugar, el ajuste periódico del Upac demostró su incapacidad a la hora de sostener el poder adquisitivo de la moneda, su filosofía original.

Mientras el índice de precios al consumidor se multiplicó 114 al pasar de 3.34 en septiembre de 1972 a 379.52 en agosto pasado, la Upac lo hizo 60 veces, al incrementarse de 100.49 pesos a 5.979.7 pesos en el mismi lapso. Triste cumpleaños.

Es decir, que cumplió sólo con la mitad del cometido original de neutralizar el efecto nocivo que produce la inflación sobre el dinero de los ahorradores.

En segundo lugar, resultaba anacrónico que en plena liberación financiera la remuneración de las cuentas de ahorro Upac fuera hasta 1993 una decisión unilateral del Banco de la República, producto de una mezcla entre inflación y DTF, que finalmente fue la responsable de que la fórmula se modificara a razón de una vez por año.

Y en tercer lugar, la penúltima metodología concebida olvidó que las corporaciones no pueden aumentar los intereses de sus captaciones a corto plazo y a niveles competitivos, porque sólo pueden resarcirse de ese costo 15 años después.

Nueva fórmula La corrección monetaria ahora se establece con base en parámetros de mercado, ya que se obtiene a partir del 74 por ciento del promedio de la tasa DTF de las últimas 12 semanas anteriores a la fecha de certificación.

Se inaugura así una nueva historia del Upac, en la que su principal característica va a ser su fluctuabilidad paralela a los vaivenes del mercado, y en consecuancia, la variabilidad de las cuotas de amortización que tienen que pagar los 600.000 deudores actuales y los que surjan en el futuro.

Con el propósito de evaluar tales implicaciones, se realizó un ejercicio que calcula la nueva corrección monetaria sobre la base del registro histórico de la tasa DTF durante los últimos tres años, es decir, que se genera la corrección monetaria como si la nueva fórmula hubiese entrado a regir tres años atrás.

Y los resultados son interesantes. En primer lugar, la corrección monetaria hubiera variado entre el 28 y el 16.7 por ciento anual, como resultado de un DTF promedio en tres meses del 37.79 y del 22.58 por ciento anual en enero y julio de 1992 respectivamente.

Este margen de variación contrasta con la corrección monetaria del 18 o 19 por ciento que rigió durante los 27 meses anteriores, resultante de la metodología anterior.

Hacia el futuro cabe esperar entonces que el ritmo de aumento de las cuotas mensuales sea bastante diferente al que experimentaron los deudores, siempre y cuando la DTF en los próximos meses se comporte en forma similar al registro de los tres últimos años.

La comparación Establecida esa nueva corrección monetaria, se procedió a comparar el costo financiero de los créditos con el método nuevo y el anterior, asumiendo una tasa de interés del 14 por ciento para un crédito de 14 millones de pesos.

En la gráfica 1 se aprecia la evolución del costo financiero en ambos escenarios de corrección monetaria entre marzo de 1992 y septiembre del año en curso.

Allí se aprecia que existen períodos en que la fórmula anterior resultó ser más costosa que la actual y otros en los cuales con el 74 por ciento del DTF se habría encarecido el financiamiento del crédito.

Es decir, que ocurrió alguna compensación en el ritmo de crecimiento de las cuotas mensuales de amortización durante el período observado, sin que se pueda hablar de un método sistemáticamente más costoso que el otro.

Cabe aclarar entonces, que aunque en la actual coyuntura de DTF creciente las cuotas Upac aumentan a una mayor velocidad, al pasarse de una corrección monetaria del 19.7 por ciento (cálculo anterior) a una del 22.04 por ciento con el nuevo método, en un horizonte de tiempo más extenso esa conclusión pierde alguna contundencia.

La razón es obvia, ya que dicha comparación puntual asume que las dos correcciones monetarias permanecen constantes a lo largo de los 15 años del crédito, es decir, que siempre el nuevo método sería más oneroso que el cálculo anterior. Y como ya se demostró, ello no es necesariamente cierto.

Sin embargo, si en la gráfica 1 se compara el área tanto del exceso como del defecto de la nueva fórmula respecto a la anterior, la primera es mayor que la segunda.

La verdadera amenaza El temor que deben tener los usuarios del sistema Upac no radica tanto en la atadura de la corrección monetaria a la tasa de interés del mercado, sino en otras medidas adoptadas que afectan la rentabilidad de las corporaciones.

El peligro es mas bien la decisión de no remunerar el encaje de las cuentas de ahorro Upac, ya que según versiones preliminares, esa medida puede costarle al sistema 80.000 millones de pesos.

Es probable que las corporaciones reaccionen a esta medida con un ajuste en las tasas de interés cobradas por los préstamos, cuyo efecto sobre las cuotas se ilustra en el cuadro adjunto, al pasarse del 14 al 16 por ciento.

El resultado es que el primer pago aumenta 9.04 por ciento, frente a un incremento del 0.16 por ciento si sólo se ajustara la corrección monetaria y no los intereses.

Visto de otra manera, un aumento en la tasa de interés de los préstamos genera costo financiero total superior, que se muestra el gráfica 2.

Como resulta evidente, en este caso las cuotas Upac crecen a un ritmo, este sí, sistemáticamente superior al correspondiente a la fórmula anterior.

Sobre estas bases, o bien habrá que pensar en una reducción de los encajes de las cuentas de ahorro, o bien será oportuno anticipar un mayor aporte del grupo de vivienda a la tasa mensual de inflación.

(VER RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.