Secciones
Síguenos en:
TILCGER, UN GOLEADOR Y EL SÍMBOLO DE LA LUCHA ROJA

TILCGER, UN GOLEADOR Y EL SÍMBOLO DE LA LUCHA ROJA

En el fútbol hay muchas clases de goleadores: hay pescadores, que son aquellos que con ubicación y oportunismo cosechan sus conquistas, cazando errores, tomando rebotes o cruzándose en el camino de la pelota, como el gratamente recordado Pedro Prospitti. Hay racheros que son flor de un día y que juegan con su buena suerte, son a los que les pega la pelota en cualquier parte del cuerpo y se mete como Irigoyen, el que tuvo Millonarios y que no pudo revalidar su condición de artillero en otros equipos.

Y el más escaso de todos es el goleador completo que fundamenta sus éxitos combinando la ubicación y la suerte con técnica, toque, lucha, remate y certeza.

Ese goleador lo tiene Santa Fe y se llama Daniel Alberto Tilcger. El mismo que ayer consiguió un remate en el poste desde fuera del área, que le cometieran un penalty y que anotó tres goles.

Por eso Tilcger marcó la diferencia frente al Cúcuta Deportivo, primero acompañando la jugada que cruzó el área y terminó en la pena máxima del primer gol. Después ejecutando una excelente diagonal para tocar con sutileza la pelota despachada por Salcedo a espacio libre y que determinó el segundo y finalmente realizando una antológica acción llena de técnica y velocidad, para el cierre de su magnífica tarde.

No es fácil recibir entre defensores, pisar la pelota sin perder su control en el momento en que se gira y pegarle con tanta precisión arriba, como lo hizo el nueve santafereño demostrando todas las condiciones del cañonero neto.

Lo del argentino definitivamente llena porque es el buen ejemplo que debe contagiar a los demás, es una síntesis de la humildad del que siente y que a las condiciones naturales se le debe agregar el sacrificio pensando que los partidos tienen tanto valor desde el primer hasta el último minuto. Por eso ver a Tilcger corriendo todos los balones por divididos que estén o intentando recuperarlos con la vocación del futbolista aficionado no enseña que en el fútbol de hoy ya no se puede jugar caminando como lo intentan muchos.

Buena por Daniel y mejor por Santa Fe, que imponiendo otra vez su casta logró otros dos puntos que lo mantienen vivo en su aspiración de meterse dentro de los ocho de la clasificación.

Los cardenales imbatibles en casa han vuelto a recurrir a lo que por tradición identifica al equipo bogotano: la lucha y el primer símbolo de ella se llama Daniel Alberto Tilcger.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.