PERMANECER EN EL ISS ERA DESLEALTAD: CECILIA LÓPEZ

PERMANECER EN EL ISS ERA DESLEALTAD: CECILIA LÓPEZ

Mi salida del Instituto de Seguros Sociales (ISS) no fue un arrebato. Las discusiones sobre el proyecto de pensiones fueron muy prolongadas, tuvimos momentos de acuerdo, pero en las últimas semanas se evidenciaron profundos distanciamientos ideológicos y era virtualmente imposible llegar al Congreso de esa manera . Para Cecilia López Montaño, directora saliente del ISS, en el momento en que entró el proyecto a la Comisión Séptima del Senado, se le presentó un gran dilema: para el Gobierno no tenía presentación el hecho de que ella atacara la propuesta oficial, pero para ella no era consecuente defenderla, porque no coincidía con sus puntos de vista sobre cómo debía hacerse la reforma.

15 de octubre 1992 , 12:00 a.m.

Por ello, no tuvo otra opción que dimitir del cargo. Cree que hubiera sido una posición desleal mantenerse en el cargo atacando el proyecto que el mismo Gobierno presentó.

López está convencida de que la reforma de pensiones es indudablemente inaplazable, pero no está convencida de que el esquema planteado por el Gobierno sea el más adecuado y menos costoso para el país.

Para ella aún no se sabe si es más costoso crear los fondos tal como está planteado o simplemente dejar las cosas tal cual y que cuando sea necesario incrementar los aportes, el Gobierno asuma el costo que ello implique.

Por qué cree que la reforma planteada no es la mejor solución al sistema pensional del país? La razón es que el costo fiscal que debe asumir el Estado es demasiado alto. El Gobierno, con cargo al presupuesto nacional, tendrá que reconocer a cada trabajador que se traslade al nuevo sistema un bono que responda, no por lo que cotizó hasta ese momento, sino por lo que debió cotizar para garantizar una pensión en el futuro. Ese costo, que algunos estiman en cinco o seis billones de pesos, se asume para garantizarle cubrimiento sólo al 15 por ciento de la población que es el cubierto por el ISS.

No obstante, si no se hace una reforma inmediata, el ISS entrará rápidamente en situación de insolvencia y no va a poder responder por las obligaciones pensionales.

Las cifras no dicen que eso suceda si la cotización aumenta. Según los cálculos de los actuarios, si el aporte para pensiones se eleva al 13,5 por ciento, el fondo de pensiones del ISS tendrá recursos suficientes para pagar sus obligaciones e incrementar sus reservas hasta el año 2010.

Pero, qué pasa si a partir de ese año las cotizaciones deben aumentar a tasas cercanas al 20 por ciento? La economía soportará ese nivel de cotización? Seguramente ello tendría un impacto muy negativo sobre el empleo y el crecimiento económico. Pero, cabe la posibilidad de que el Estado entre a subsidiar las cotizaciones para que trabajadores y empresarios continúen con el nivel de 13,5 por ciento. Todavía no se sabe si ese costo fiscal es mayor o menor al que se asume con la reforma que el Gobierno presentó.

Entonces, usted es partidaria de mantener el sistema tal como está.

De ninguna manera. Hemos defendido un sistema mixto en el que se mantenga una parte de la cotización obligatoria para el sistema actual y otra para los fondos privados de pensiones. Eso permite distribuir el costo de la reforma porque se mantiene la solidaridad de los afiliados jóvenes con los viejos pensionados. Ese fue el primer esquema que planteó el Gobierno y que después decidió modificar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.