PARA ABURRIR A CASTRO:

PARA ABURRIR A CASTRO:

15 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

El alcalde Jaime Castro llegó al atardecer a clausurar las sesiones, pero los concejales solamente a las 9:30 de la noche acabaron los discursos. Se dice que aburrido de esperar envió a un emisario a preguntar si todavía la cosa demoraba mucho. Eso enardeció a Jorge Durán Silva, que gastó una hora, hablando de todo lo humano y lo divino, desde el gobierno del presidente Gaviria hasta el Descubrimiento de América y las cuitas de la concejal Aída Abello. Cuentan que el Alcalde clausuró sesiones con la voz cascada de la pura cólera. Durán se está quedando solo. Ya Dimas Rincón Parra, su llave, parece tener casa aparte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.