Secciones
Síguenos en:
MI HIJO NOS ROBA!:

MI HIJO NOS ROBA!:

Consulta: Soy padre de un niño de seis años. Recientemente hemos tenido problemas con él, pues me ha estado robando plata a mí y a su madre.

La primera vez que lo descubrí, le expliqué que estaba mal robar. Le dije que si necesitaba dinero debía decírmelo.

El prometió no volver a hacerlo, pero una semana más tarde robó de nuevo.\ Volví a hablar con él y le quité algunos de sus privilegios. Pero repitió sus robos.\ nEn esta ocasión le obligué a escribir 100 veces que no volvería a robar. Y también lo castigué físicamente.

Una semana y media más tarde volvió a robar dinero. Estoy reaccionando de una forma equivocada? Por favor, ayúdeme.

Respuesta: Al parecer, sus métodos de castigo no están funcionando y es el momento de reconsiderar su reacción.

La mayor parte de los niños pasan por esta etapa de robarles a sus padres. El robo, que ocurre generalmente entre los cuatro y cinco años de edad, representa el deseo de los niños de ser como sus padres y de tener las cosas que ellos tienen.

Cuando un padre reacciona de manera exagerada, su conducta puede hacerse sistemática, y ese es un problema.

Su hijo de seis años ya es lo suficientemente maduro como para robar y parecería que tiene las características de un ser furtivo.

Tal vez es su manera de pedirle ayuda. Sugiero que converse con él de manera prolongada o lo lleve con usted a una excursión.

El propósito es el de ganar su confianza y dejarle saber que a usted le preocupan mucho y le irritan sus robos. Pídale que le explique qué intenta decirle con sus robos. Indíquele que su intención es ayudarlo con los problemas que tenga.

Aunque su hijo tal vez sea incapaz de brindarle alguna razón para sus robos, su aproximación y respaldo ciertamente lo ayudarán. El ya sabe que robar no es algo correcto y posiblemente desea cambiar su conducta.\ Bríndele una oportunidad. El no está buscando dinero por el dinero en sí. Tal vez lo que busca de usted es una mayor proximidad y su aprobación por la clase de persona que él es. Bríndeselo. Usted lo ayudará mucho más en esta etapa con su respaldo que con sus reproches.

Si eso no funciona, podría significar que su hijo está pidiendo ayuda con algo que realmente no entiende. Entonces sería conveniente que busque el consejo de un experto capaz de ayudarlo a usted y a su hijo a descubrir el problema que subyace en el síntoma.

Usted puede recibir asesoramiento de su médico o del departamento de psiquiatría infantil de un hospital.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.