MUERTO EN BOGOTÁ UNO DE LOS FUNDADORES DE FARC

MUERTO EN BOGOTÁ UNO DE LOS FUNDADORES DE FARC

Rigoberto Lozada Perdomo Joselo , de 64 años de edad, uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue abatido ayer al norte de Bogotá por patrullas del Ejército. En la acción militar, ejecutada en el barrio Corinto de Suba, también murió Senén Sánchez Hernández, guardaespaldas del líder guerrillero.

15 de octubre 1992 , 12:00 a.m.

El Ejército dijo que los dos subversivos se enfrentaron a tropas de la XIII Brigada cuando éstas los retuvieron para una requisa.

La cúpula del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), recibió ayer un duro golpe tras una operación militar que culminó con la muerte de Rigoberto Lozada Perdomo Joselo , uno de los fundadores de esa organización rebelde, en el norte de Bogotá.

La acción militar, ejecutada por unidades de la XIII Brigada del Ejército, ocurrió el martes pasado a las 9 de la noche en el barrio Corinto, en el sector de Suba, cuando miembros de una patrulla militar los detuvieron para una requisa.

En ese momento, dice la información oficial, el insurgente y su guardaespaldas, Senén Sánchez Hernández, abrieron fuego contra los integrantes de la patrulla, lo que originó un intercambio de disparos que se prolongó por varios minutos.

No obstante, ayer fuentes del Partido Comunista (PC) dijeron a EL TIEMPO que Lozada se había marginado desde hace más de 10 años de su papel como ideólogo del movimiento guerrillero en razón a sus quebrantos de salud y su avanzada edad.

Aunque las fuentes consultadas señalaron que desde hace algunos años estaba retirado de la actividad guerrillera, coincidieron en afirmar que continuaba siendo miembro del Estado Mayor y que era respetado por su capacidad militar.

Los voceros del PC dijeron, también, que nunca fue miembro del Secretariado.

El Comando del Ejército dijo que Joselo ejecutó sus actividades insurgentes en los departamentos de Cauca, Huila, Tolima y Caquetá, en donde dirigió numerosas acciones contra unidades militares y de Policía.

Voceros castrenses informaron que Lozada, de 64 años, firmó el 26 de septiembre de 1958, en compañía de Manuel Marulanda Vélez, Tirofijo ; Jaime Guaracas, Rogelio Díaz, Glicerio González, Fermín Charry y Laurentino Perdomo, el manifiesto del Movimiento Campesino del Sur del Tolima , que posteriormente daría paso a la fundación de las FARC.

Las informaciones recopiladas por los servicios de inteligencia del Ejército señalan que en 1950 Joselo se convirtió en un dirigente campesino y agrario del sur del Tolima.

En los archivos de inteligencia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y la Policía, Lozada tenía una orden de captura pendiente desde 1964 por los delitos de asociación para delinquir, homicidio, encubrimiento y hurto.

Voceros de esos organismos señalaron además que Joselo estaba solicitado desde el 16 de octubre de 1978 por el juzgado 30 Penal Militar, que lo procesaba por el delito de rebelión.

Fuentes de las Fuerzas Militares informaron que Lozada fue el responsable de un ataque guerrillero contra una patrulla de la III Brigada del Ejército, el 6 de marzo de 1968, que dejó como resultado un oficial, dos suboficiales y tres soldados muertos.

Un año después, en 1969, Lozada ingresó al secretariado de las FARC como ideólogo del movimiento insurgente. Dos años después su nombre apareció vinculado en una emboscada a una patrulla de la Policía en la vía que de Gaitania conduce a Palermo (Huila), donde murieron tres agentes.

Las fuentes señalaron, además, que el 22 de mayo de 1973, Lozada, en compañía de cincuenta guerrilleros de las FARC, se tomó a sangre y fuego la población de Colombia (Huila). En la acción tres agentes resultaron heridos. Los subversivos hurtaron armamento y saquearon el comercio.

A mediados de 1981, Lozada fue vinculado por jueces militares al ataque a una patrulla militar en el sitio Riecito, en jurisdicción de Puerto Rico (Caquetá), donde murieron dos oficiales y nueve suboficiales.

Dos años después, el 4 de febrero de 1983, Lozada fue señalado como el responsable de un nuevo ataque contra una patrulla del grupo mecanizado Rincón Quiñones, donde murieron un oficial, dos suboficiales y nueve soldados.

Informaciones recientes, en poder de las FF.MM, indican que Joselo había sido comisionado para organizar milicias populares en la localidad de Viotá (Cundinamarca) y controlar las redes urbanas del grupo en Bogotá.

Lozada, de acuerdo con informes de las FF.MM., era uno de los principales asesores de Tirofijo en tareas de adoctrinamiento guerrillero.

Durante la operación que culminó con la muerte del líder guerrillero, las tropas de la XIII Brigada decomisaron una pistola calibre 7.65, un revólver, cuatro granadas de fragmentación, un brazalete del DAS, documentos y propaganda de las FARC. (RECUADRO MAC)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.