Secciones
Síguenos en:
LAS MIL CARAS DEL CUERPO

LAS MIL CARAS DEL CUERPO

El organismo humano no es siempre el mismo y el que tenemos por las mañanas suele diferir mucho del que tenemos cuando nos vamos a dormir por la noche, dicen los científicos polacos. Podemos medir la temperatura del cuerpo, las contracciones del corazón, el pulso, la presión de la sangre y la resistencia eléctrica de la piel. Podemos también analizar la composición química de la orina y obtener así datos sobre el funcionamiento del organismo.

Lo que no todos saben es que las mismas mediciones, hechas en distintos momentos del día, arrojan resultados muy diversos, aunque el organismo funcione con la misma normalidad.

Un estudio más profundo de los biorritmos ha demostrado, confirman los sabios polacos, que además del momento del día influyen sobre ellos de manera directa y visible las fases de la luna y las temporadas del año.

En la práctica, en el organismo humano nada permanece inamovible durante el día, desde la presión de la sangre hasta el nivel de azúcar en ella.

Si los diabéticos reciben la insulina entre las cuatro y las seis de la mañana, período de mayor concentración del azúcar en la sangre, pueden prescindir de dosis adicionales durante el día.

Curiosa es la sensibilidad de las células a los compuestos químicos, tanto de las sanas como de las cancerosas, durante los diversos momentos del día.

Conociendo el ritmo biológico celular de un determinado paciente se le pueden administrar los fármacos anticancerosos de manera que tengan una eficiacia óptima con las células enfermas sin molestar a las sanas.

Los investigadores han bautizado esas relaciones entre las reacciones del organismo y el tiempo con el nombre de cronobiología y afirman que puede ser muy útil para incrementar la eficacia de muchas medicaciones.

Los médicos polacos especializados en los problemas de la cronobiología prueban actualmente el funcionamiento de un sujetador que mide durante todo el día la temperatura de cada uno de los senos de la paciente.

Se trata de detectar la aparición de procesos cancerosos ya en sus primeros momentos porque, según se ha constatado, la enfermedad modifica el biorrritmo normal de la temperatura del pecho durante el día.

Los médicos constataron también que el conocimiento de los relojes que tienen los organismos pueden ayudar a combatir a animales tan perjudiciales como las ratas.

Experimentos realizados con ratas expuestas a fuertes dosis de rayos X a las nueve de la mañana demostraron que viven mucho menos que los animales sometidos a la misma dosis a las nueve de la noche.

De la misma manera, las cucarachas son mucho menos resistentes al cianuro de potasio cuando lo ingieren por la mañana que cuando se les administra por la noche.

El profesor Bronislaw Cymbrowski, el más prestigioso especialista polaco en biorritmos y cronobiología, afirma que cada individuo debe estudiar los cambios que siente según la hora del día, las fases de la luna y la temporada del año.

De manera sistemática, y no sólamente cuando nos sentimos mal, debemos medirnos la temperatura del cuerpo y la presión de la sangre y debemos hacerlo varias veces al día, por la mañana, la tarde y la noche, porque los datos así acumulados, facilitados al médico cuando estamos enfermos, pueden serle de gran utilidad para curarnos , dice Cymbrowski.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.