Secciones
Síguenos en:
MILITARES NO CEDEN

MILITARES NO CEDEN

Mientras miles de personas buscan refugio en el interior del país, los militares haitianos parecen dar los últimos coletazos ante la inminente intervención militar. El ahora visible enfrentamiento entre el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Raoul Cedras y el jefe de la Policía, Michael Francois, que salió a flote el martes, se parece más a un desesperado intento por demorar cualquier decisión proveniente de Washington. Creador de los Attaches (los parapoliciales que reemplazaron a los Tonton Macouts de la era duvalierista), Francois hizo público su enfrentamiento con Cedras y con su segundo, el general Philippe Biamby, como una manera de prepararse para un eventual cambio de poderes que se daría, teóricamente, con la invasión.

Mientras tanto, ayer se intensificaron las versiones sobre la posible renuncia de Cedras y su inmediata salida del país. No obstante, el propio jefe militar se encargó de desmentirlo durante un reportaje con la cadena estadounidense CBS. No estoy dispuesto a ser comprado ni a pasar una vida confortable en el exilio , dijo desvirtuando así las informaciones del periódico The New York Times según las cuales Clinton estaría dispuesto a ofrecerle un cómodo exilio al jefe de las F.A. haitianas.

En la entrevista (que en Puerto Príncipe es vista en los televisores que hay en cada esquina), Cedras aprovechó para decir que habrá un baño de sangre si las fuerzas multinacionales (un total de 19 encabezadas por EE.UU.) desembarcan en las próximas horas al oeste de la isla La Española.

Exodo al interior Por lo pronto, los rumores son lo único que en Puerto Príncipe pueden conseguirse gratuitamente con la sola intención de prestar oído. No en vano las versiones crecen al compás del galón de gasolina, que de 28 dólares haitianos (8 dólares estadounidenses) hace 15 días, subió a 40 la semana anterior (12 de la moneda estadounidense).

La presunción de que se desaten cruentos enfrentamientos armados llevó a muchos a tomar el camino del pueblo hebreo . Nosotros ya estamos perdidos, no tenemos trabajo, no podemos estudiar, vivimos con lo que podemos conseguir en la calle, pero no queremos perder lo único que nos queda: la vida , dice Jean Pierre un joven carpintero de 28 años que se apresta a viajar a Gonave, una provincia ubicada a 230 kilómetros al este de esta capital.

Muchos como Jean Pierre y su familia han adoptado la misma decisión. Paralelamente a la deserción de muchos capitalinos, los carros van desapareciendo de las destruidas calles de la capital haitiana, producto de la escasez de gasolina que, recién ahora tras 11 meses de embargo, comienza a sentirse.

Así, mientras para muchos la única posibilidad de estar a salvo es irse al campo, para otros, en cambio, el único camino es enrolarse como voluntarios en el Ejército para enfrentar a las fuerzas intervencionistas. Un solo plato de comida al día y la promesa de un trabajo para un futuro cada vez más lejano, es todo lo que reciben a cambio de entrenar a diario en el Campo de Marte.

Allí. casi en arapos y con antiquísimos fusiles Mauser, los voluntarios reciben órdenes en plena calle. Con ellos y con otros siete mil soldados, casi sin artillería ni aviones, los militares haitianos planean enfrentar a una de las fuerzas mejor equipadas del mundo.

A medida que pasan los días se desvanece la posibilidad de que los golpistas abandonen voluntariamente el poder. En la noche del miércoles, en las primeras horas del toque de queda, el presidente de facto, Emile Jonassaint convocó a la prensa internacional para leer un comunicado. El octogenario mandatario reafirmó que el Gobierno está decidido a defender la dignidad del país. Nos podrán lanzar la bomba atómica, miles de barcos y aviones pero los haitianos seguiremos unidos .

En lo que sí los haitianos se encuentran unidos, es en su postura frente al posible desembarco de militares extranjeros. Elizabeth, una recepcionista de un hotel en Petion Ville (la zona más residencial de Puerto Príncipe), aseguró que no quiere a estos militares en el gobierno pero si los americanos llegan a entrar, yo seré la primera en dar la vida. Mis padres soportaron la anterior invasión (se refería a la de 1915). Yo estaba recién nacida y no quiero volver a pasar por eso .

(*) José Vales, periodista argentino, se ha desempeñado como cronista en varios diarios extranjeros, entre ellos Clarín (Argentina) y La Jornada (México) y ha trabajado en varias agencias internacionales.

EE.UU. moviliza reservistas Washington (Efe) El Pentágono movilizó ayer, jueves, a 1.600 reservistas para participar en las operaciones relacionadas con la prevista intervención militar en Haití, informó el secretario de Defensa, William Perry.

El presidente de EE.UU., Bill Clinton, autorizó la movilización de los reservistas, mientras que la Casa Blanca y el Pentágono insisten en que sólo la renuncia de los golpistas haitianos puede evitar una invasión.

Los reservistas no serán asignados a posiciones de combate, sino a puestos médicos, de policía militar y de puente aéreo.

Los convocados abarcan una amplia gama de especialidades, desde policía militar a ingenieros, sanitarios y otros.

William Perry reiteró que las fuerzas estadounidenses estarán muy pronto preparadas para comenzar la operación militar.

El llamado a los reservistas busca lograr el apoyo a los cerca de 20.000 soldados y la treintena de buques de guerra que intervendrán en la operación.

Al mismo tiempo que Perry anunciaba la movilización de reservistas, el buque de mando Mount Whitney zarpó desde la base de Norfolk (Virginia) para unirse a la flotilla que participará en la invasión.

Este buque se unirá a los portaaviones América y Eisenhower y a la flotilla de barcos de guerra que navega rumbo a la costa de Haití o que ya se encuentran en la zona para llevar a cabo la intervención.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.