Secciones
Síguenos en:
AMIGOS QUE LOS HAY, LOS HAY...

AMIGOS QUE LOS HAY, LOS HAY...

La amistad cuando es de verdad se caracteriza por su transparencia y sinceridad. Su definición lo dice todo: es un afecto personal puro y desinteresado, ordinariamente recíproco que nace y se fortalece con el trato .

Según Martha Cecilia Betancurt, sicóloga experta en terapia de pareja, autora del libro mañana será otro día, para que haya amistad se necesitan por lo menos dos personas.

Nadie, dice en un libro, puede ser amigo de otro que no lo tiene a él como tal. Por ejemplo, un empleado siente simpatía hacia su jefe sin saber su nombre o una persona es muy especial con un compañero de trabajo sin recibir nada a cambio.

En ninguno de los dos casos hay reciprocidad. Y es que la amistad conlleva mutua correspondencia, cualidad que se erige por encima de las diferencias naturales de las personas.

La esencia Para saber si en realidad es buen amigo o si quien dice serlo reune los requisitos, hay que tener en cuenta varios atributos que, según ella, son la esencia de la amistad.

Desinterés. Los amigos no piensan, al momento de hacer algo en favor del otro, cuánto provecho pueden sacar para ellos mismos.

Complacencia. Sienten gusto cuando están juntos aunque lo que hagan no sea tan especial. Disfrutan su compañía mutua en un viaje a la playa, lo mismo que una tarde lluviosa en la puerta de un teatro.

Fecundidad. Forjan un mundo singular de sentimientos, intereses y valores cada vez más elevados, que alientan el crecimiento personal. La amistad que no da es amistad que quita.

Aceptación. tienen mutua fe, respetan la individualidad, comprenden y toleran los errores y las debilidades, reconocen y comprenden las virtudes. El afecto se basa en el ser real de cada uno, no en las apariencias ni en la imagen ideal.

Confianza. Tienen una seguridad básica en el amor del otro y en su incondicional aceptación. Por eso no enmascaran ninguna faceta de su personalidad.

Generosidad. Aceptan las exigencias de la relación. Su concepto de la autonomía no se opone a la flexibilidad para renunciar a los deseos momentáneos en beneficio de necesidades ajenas más urgentes.

Igualdad. Es alimentar y engrandecer sin llevar cuentas de qué recibe cada uno. Nadie impone, nadie suplica.

Transparencia. Los amigos obran motivados por sentimientos auténticos. Cada quien sabe a qué atenerse con el otro, critican abiertamente y sin temores..

Maleabilidad. Se adaptan sin problemas a los cambios. Comprenden los avatares de las relaciones humanas. Asumen las variaciones que se dan en las personas y en el entorno. El amor que sabe de intimidad, lo viven dospersnas abiertas, creativas, responsables, dueñas de sí. En una palabra, capaces de compartir con otras el espacio existencial que ocupan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.