MUNDO DE PECADORES

MUNDO DE PECADORES

Matar no siempre es pecado y en determinadas circunstancias la guerra puede ser justa en concepto de la iglesia. Sin embargo, paradójicamente, leer el horóscopo se ha comvertido en uno de los actos más pecaminosos de la edad moderna según se desprende de las enseñanzas del nuevo Catecismo Universal. El texto de este nuevo Catecismo, redactado en francés, fue aprobado por el Papa Juan Pablo II el 25 de junio pasado. Y aunque su traducción a las principales lenguas no aparecerá hasta la próxima navidad, ya ha comenzado a causar polémica.

11 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

La memoria popular tendrá que acomodarse rápidamente, pues a clasificación de pecados veniales y mortales que aún recuerda le va a tener que sumar otros, como el de la lectura del horóscopo. Y ahí la pregunta: ese hábito cotidiano y masificado será un pecadillo venial o por el contrario un camino hacia la condenación eterna? Monseñor José Manuel Estepa Llaurens, arzobispo vicario general castrense y uno de los principales redactores de ese nuevo Catecismo Universal prefiere no hablar de nuevos pecados sino de llamadas de atención .

Pero no una llamada de atención cualquiera. Lo que se pretende es que nadie se la pase por la faja pues la inocente lectura del horóscopo en cualquier diario del mundo, pasa de ser un banal pasatiempo a engrosar la tradicionalmente larga lista de pecados que pueden llevar a cualquier mortal a ser condenado por los siglos de los siglos.

Ahora bien, lo que aún no está claro es de qué dependerá la intensidad de la falta. del tamaño del texto leido? del número de horóscopos que se lean? de la atención que se les preste? de lo que digan?...

Para preservar el bien común el Nuevo Catecismo dice que se ha reconocido históricamente a quienes ejercen la autoridad, el derecho y la obligación de castigar con penas proporcionales incluida la pena de muerte .

Esto quiere decir, a juicio del monseñor Estepa Llaurens, que no es la Iglesia la que reconoce ese derecho sino la sociedad.

A pesar que Llaurens ha sacado a relucir sus condiciones de catequista, todavía no ha podido aclarar es por qué en algunos casos el matar no es un pecado.

Además de este curioso nuevo pecado, el texto del Nuevo Catecismo Universal, presentado en una lujosa encuadernación en piel roja y cuyos lomos sólo pudieron ser acariciados y no ojeados por los periodistas, incluye también pecados tan peculiares como defraudar al fisco, del cual, como con el horóscopo, nadie se escapa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.