LOS PIRATAS SIGUEN RONDANDO

LOS PIRATAS SIGUEN RONDANDO

El fantasma de la inseguridad sigue espantando turistas y causando estragos en las carreteras colombianas. Por eso, hoteleros, agentes de viajes y transportadores de carga y pasajeros siguen considerando que los piratas, los terroristas y los asaltantes son los mayores enemigos de sus empresas.

11 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

En lo anterior coinciden con las compañías aseguradoras, así como también están de acuerdo con que la inseguridad es la mayor causa de los males de la economía colombiana.

Sin embargo, para el sector de viajes y turismo empezaron a aclararse las políticas económicas del Gobierno. En el trimestre anterior, la incertidumbre era el mayor problema del país (75 por ciento), y en esta ocasión solo obtuvo el 21 por ciento.

Para este sector las cosas no variaron significativamente con respecto del trimestre pasado, y la inseguridad es considerada el problema principal de hoteleros, agencias de viajes y aerolíneas transportadoras de pasajeros por el 47 por ciento de los encuestados.

El transporte sí tuvo modificaciones: la inseguridad disminuyó del 40 al 29 por ciento, aunque lo anterior no significa que haya habido menos asaltos a los camiones y buses de pasajeros o que los pasajeros sientan menos miedo de montarse en un avión.

Más bien indica que aparecieron en el ambiente otros elementos perturbadores, algunos propios de la temporada como la baja demanda (17 por ciento), y otros causados por las nuevas leyes como el alza de impuestos (12 por ciento).

La baja demanda en el sector de viajes y turismo se explica porque este período incluye parte de agosto y todo septiembre, días tradicionalmente flojos pues ya terminaron las vacaciones.

Los mismos males aquejan a los transportadores, quienes otorgan 15 por ciento al costo del crédito y a los nuevos impuestos, y 12 por ciento a la baja demanda.

Pero ellos también dan importancia a situaciones como las congestiones en los puertos o la falta de financiación para modernizar sus equipos.

Para las compañías aseguradoras, la baja demanda tiene la misma incidencia que la inseguridad en el sector: 29 por ciento, mientras que el costo del crédito, los nuevos impuestos y la relación con entidades oficiales comparten un 14 por ciento cada uno.

A pesar de las dificultades señaladas, los tres sectores obtuvieron incrementos en sus ventas con respecto del trimestre anterior. Los aseguradores las subieron en ochenta por ciento, los hoteles, agencias de viajes y aaerolíneas de pasajeros en 58 por ciento y el transporte en 76 por ciento.

A las compañías de seguros no solo les fue muy bien en el aumento de las ventas, sino que nadie tuvo que anotar bajas en sus libros de contabilidad.

El optimismo se refleja en sus respuestas sobre el futuro inmediato. El 77 por ciento de los transportadores, el 80 por ciento de los aseguradores y el 63 por ciento de la gente de viajes y turismo creen que les irá mejor en el próximo trimestre.

Además, solo el 19 por ciento del sector viajes y turismo es pesimista y piensa que el fin de año será peor. En los otros, si no habrá mejoría, las cosas serán iguales.

Los transportadores le dan la mayor calificación al Gobierno (3.2), le siguen los seguros con 2.8 y, por último, el sector viajes y turismo con 2.5.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.