QUIÉN SE QUIERE QUEDAR CON EL LOTE

QUIÉN SE QUIERE QUEDAR CON EL LOTE

Se están robando un lote. Lo están invadiendo. Ya está parcelado. Incluso lo venden a bajos precios. Eso ocurre en Suba ante la mirada impotente de los vecinos. Las autoridades ya avisaron. Pero quienes cuidan el lote dicen que de todas maneras allí se va a construir. Se trata del lote ubicado en la calle 143B # 46-06. Un lote cuya vida jurídica está llena de tropiezos: lo reclaman como suyo los Bancos del Estado, de Colombia, que en el Juzgado 5o. Civil del Circuito le tienen un proceso de embargo.

10 de octubre 1992 , 12:00 a. m.

No obstante, al lote de marras le han querido buscar dueño. El 15 de junio de 1992, el Registrador de Instrumentos Públicos debió ordenar que se enmendara una matrícula inmobiliaria donde aparecía como propietario Juan José Scarpetta Morales, porque el lote está embargado y por tanto no se puede negociar.

Como si fuera poco, el lote no sólo tiene propietarios ficticios, sino que además de eso está ubicado sobre la futura Avenida Córdoba, lo que significa que si se invade, se estará obstaculizando el desarrollo del plan vial.

Y para rematar, los propietarios ficticios del lote están engañando a 400 familias de escasos recursos a quienes les están vendiendo en forma ilegal el terreno.

La historia, con documentos y todo, fue contada por los residentes de la urbanización Santa Helena, la Asociación de Amigos del mismo barrio y la Junta de Acción Comunal a todas las autoridades competentes.

A las autoridades les dieron datos precisos: que el predio aparece identificado en el registro inmobiliario con la matrícula # 050-0270243 y cuyos reales propietarios son los herederos de Víctor Sasson Tawil, quien por no pagar le embargaron el predio. Y que cuando se intentó adulterar la matrícula inmobiliaria se efectuó la anulación mediante la resolución # 406 del 15 de junio de 1992.

El alcalde, Sergio Escobar Jaimes, dijo que luego de conocer la documentación envió a un inspector y se ordenó el cierre de la obra.

EL TIEMPO visitó el lote y encontró a un administrador que no quiso identificarse y quien aseguró que no conocía bien a quienes estaban trabajando allí porque lo había contratado un intermediario.

Que lo único que sabía era que allí se iba a hacer una urbanización pero que después de que fue el Alcalde de Suba se habían paralizado las obras. De lo que sí está seguro es que la urbanización sí se va a construir.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.